CET

BALONMANO | MUNDIAL

Una foto hoy con España será histórica para los uruguayos

Primer duelo de la historia de los Hispanos con los sudamericanos, donde juega el asturiano Cancio: "Si se da, cambiaremos las camisetas"

Uruguay, el año de su debut
KHALED ELFIQI Pool via REUTERS

Ayer los Hispanos tuvieron el día libre, la primera jornada sin entrenamiento o partido desde que están en El Cairo. Jordi Ribera debió pensar que sus hombres merecían un respiro tras tantas finales seguidas, porque Uruguay, esta tarde en la sobremesa (15:30, TDP), no parece ser un rival que pueda inquietar a los Hispanos. En su primer Mundial inicia el historial de choques ante España.

Ribera hizo un análisis políticamente correcto del rival, pero Maxi Cancio, una de sus estrellas, asturiano de ascendencia uruguaya es más sincero: "Estamos disfrutando en nuestro primer Mundial, enfrentándonos a las estrellas de este deporte. Competir contra los equipos que nos tocan es casi imposible. En Uruguay apenas hay 600 licencias, y aunque cuatro militamos en España (Chaparro, Morandeira y Rostagno son los otros), sólo Gabi Chaparro (Novás) es profesional. Yo ya no. He vuelto a casa (Oviedo) por mis hijas, y ahora vivo de los ahorros". Maxi Cancio (36) ha pasado por la Asobal, y también por la selecciones nacionales inferiores: "Mi padre es asturiano, y mi madre uruguaya hija de gallegos".

Ayer Cancio, lateral zurdo del equipo sudamericano, contaba que en su selección "lo que se plantea es no arrugarse contra los gigantes que vienen cada partido, mejorar, coger experiencia, y pensar en parar a este, evitar aquello, meter un gol, y a ver si se puede cambiar la camiseta con alguno de esos rivales, porque pensar en ganar es imposible". A Máximo, "si se da el caso", le gustaría intercambiarla "con Gedeón Guardiola" porque coincidieron en las categorías interiores "como con Joan Cañellas", o "con Raúl Entrerríos, que es asturiano".

Tiempo para todos. Jordi Ribera decía ayer que es un buen día "para que jueguen todos", con lo que Goñi y Hernández podrían entrar en la convocatoria antes del choque ante Hungría, la nueva final que le llega a la Selección para estar en cuartos.

El Hungría-Polonia de hoy dictará la importancia del partido entre los españoles y los húngaros del lunes. Si los polacos ganan hoy a los húngaros, los Hispanos (dando por hecha la victoria ante Uruguay), tendrían un choque a vida muerte con los magiares el lunes, porque Polonia se vería con opciones reales y matemáticas de eliminar a España o a Hungría.

Eso sí, Alemania no estará en los cuartos de final...salvo que gane sus dos próximos partidos, y pierdan los dos que les restan los españoles y los polacos, que podría ser si Uruguay fuese mas fuerte, pero Alemania (43-14) y Hungría (44-18) casi le triplican en el resultado, y Hungría casi le dobla (30-16).