FÚTBOL SALA

Itziar Gómez: una árbitra con récord de precocidad

La menorquina arbitrará este sábado con 17 años un partido de Segunda División femenina de fútbol sala. Nadie lo ha hecho más joven. "Fue el mejor regalo de Reyes", cuenta.

Itziar Gómez: una árbitra con récord de precocidad

Hay gente a la que la pandemia le ha lucido. Cuando terminó el confinamiento, Itziar Gómez decidió federarse como árbitra de fútbol sala en su Menorca natal y este sábado, solo unos meses después, dirigirá su primer partido en la Segunda División femenina nacional, entre el Atlético Mercadal y el Peña Esplugues (16:00). A sus 17 años, es la más joven de la historia en recibir esa designación por parte de la Real Federación Española de Fútbol.

La noticia le llegó a Itziar, que es hija y nieta de árbitros, algo poco común, el Día de Reyes: "Fue el mejor regalo. Cuando me lo dijeron fueron todo nervios, muchísima ilusión... Me sacaron una sonrisa", cuenta a As. Antes de federarse venía haciendo labores de mesa, para ayudar a su padre ante la falta de efectivos en el gremio.

Cuando decidió seguir el mismo camino que él, empezó arbitrando partidos de categorías inferiores. Su buen hacer le ha valido un ascenso exprés. "Por lo visto tengo madera", asegura entre risas. Aunque los techos de cristal para las mujeres de este mundillo se vayan rompiendo poco a poco, Gómez se considera en cierto sentido una pionera: "Si no me equivoco, en Mallorca hay una chica o dos que arbitran fútbol sala, en fútbol once está un poco más normalizado".

Aunque se reconoce nervioso ante el reto, no duda de su firmeza y concentración a la hora de tomar decisiones: "Lo voy a hacer como siempre lo he venido haciendo. Lo que me he planteado es que es un partido como los demás, aunque tenga más repercusión. Como si arbitrara a las mismas chicas de todos los fines de semana". Itziar espera que la próxima llamada sea para dar un paso más arbitrando en la Tercera División masculina. "Depende de cómo vaya este, subiré o no". Independientemente de lo que ocurra, lo bailado este sábado ya no se lo quitará nadie.