GIMNASIA |

Una campeona olímpica quema su piso al perder el olfato por Covid-19

Daria Shkurikhina, campeona por conjuntos con Rusia en gimnasia rítmica en Pekín 2008 y triple campeona del mundo, en shock: "He puesto a gente en peligro".

Una campeona olímpica quema su piso al perder el olfato por Covid-19
Twitter

"Simplemente no tengo palabras. Entiendo que he puesto a la gente en peligro y que tengo la culpa. He sido muy estúpida. Lo principal es que todos están vivos. Todavía estoy en estado de shock", asegura Daria Shkurikhina, campeona olímpica en gimnasia rítmica por conjuntos con Rusia en Pekín 2008, además de triple oro mundial en Grecia 2007 y pentacampeona de Europa (3 en Moscú 2006 y 2 en Torino 2008), a la agencia rusa East2West y a Komsomolskaya Pravda. La gimnasta rusa de 30 años no olvidará fácilmente lo sucedido en este inicio de 2021 cuando celebraba la Navidad ortodoxa y decidió encender una vela en su apartamento de la ciudad de Nizhny Novgorod.

Daria Shkurikhina

El incendio se inició supuestamente porque una de sus mascotas, un gato y una chinchilla, derribaron una vela y Shkurikhina tardó en reaccionar al no oler el humo debido a que tiene afectado el sentido del olfato tras haber pasado la Covid-19. "Encendí una vela y me fui a la cocina. Luego vi humo por el techo, pero ya no podía hacer nada. Ahora entiendo que dejar un fuego abierto sin vigilancia es muy estúpido, pero nada se puede cambiar. Hay aprender de los errores", explica. Daria logró salir corriendo y gritando para alertar a los vecinos del apartamento (regalado por el ex gobernador de la ciudad, Valery Shantsev, por sus brillantes actuaciones en los Juegos Olímpicos) y uno de ellos fue el que avisó a los bomberos. El piso quedó casi calcinado y las llamas llegaron a afectar a viviendas colindantes, afortunadamente sin daños personales que lamentar.

Daria Shkurikhina.

"No he llorado tanto en mucho tiempo", afirma Shkurikhina que ha subido a redes sociales una foto con la medalla olímpica intacta pero cuya instantánea permitir imaginar el estado de la casa. Ahora, la gimnasta rusa, que asegura llevar varios días recibiendo amenazas por redes sociales por su descuido, pide ayuda para encontrar un nuevo hogar: "Ahora no sé dónde vivir ni qué hacer". Lo más importante es que todo ha quedado en un susto y Daria y sus vecinos han salido ilesos del incendio.