BALONMANO | LIGA ASOBAL

El Logroño recupera al pivote esloveno Domen Sikosek

Ha estado cedido en el Flensburg media temporada y con su regreso el francés Jordan Bonilaurí regresa al Toulouse

Sikosek, la apuesta de Logroño-

El Logroño La Rioja comenzará a trabajar este jueves y realizará pruebas covid a su plantilla, en la que la gran novedad es el regreso al club riojano del pivote esloveno Domen Sikosek. Este jugador de 23 años y 2,03 metros fue uno de los fichajes más importantes en verano del equipo riojano, al que llegó del Vardar, y llegó avalado por su proyección de futuro, para ser uno de los pivotes importantes de futuro en Europa.

Una proyección que no pasó desapercibida para clubes importantes, tanto que el Flensburg alemán solicitó al Logroño su cesión en el inicio de temporada debido a las lesiones que acumulaba en ese puesto. El club riojano aceptó la cesión su jugador al equipo alemán y fichó, con un contrato temporal, al francés Jordan Bonilaurí -que durante unos meses ha sido el techo del balonmano español, con sus 2,06 de estatura- y que ahora regresará al Fenix Toulouse francés, del que procedía.

Sikosek ha tenido un paso positivo por el Flensburg, ya que ha contribuido a que ese equipo lidere la competición alemana, por delante de Rhein y Kiel, aunque este último con dos partidos menos; en total, ha jugado con el equipo alemán 22 partidos en diferentes competiciones (7 de ellos de Champions) y ha anotado 41 goles.

La llegada de Sikosek de nuevo a Logroño permitirá al equipo de Miguel Ángel Velasco contar con al menos una de decena de efectivos para iniciar los entrenamientos, a los que faltarán los internacionales Rangel Luan y Hackbarth (Brasil) y Delcio Pina (Cabo Verde).

Tampoco estará el lesionado Oswaldo y otro jugador, Ceretta, podría demorar su llegada unos días al haber estado hasta hace poco con su selección, de la que ha salido por molestias físicas; una situación similar a la de Antonio Serradilla, pendiente todavía de ser seleccionado para el Mundial por España.