BOXEO

Maravilla Martínez progresa adecuadamente ante Koivula

Sergio 'Maravilla' Martínez logró su segunda victoria tras su regreso. Se impuso a Jussi Koivula por TKO en el octavo. Sergio García lució muy bien.

Crónica del Maravilla Martínez vs Jussi Koivula.
Nacho Cubero Diario AS

"Necesito tiempo y rodaje. Esto es lo que buscaba hoy", afirmó sin titubeos Sergio 'Maravilla' Martínez al bajarse del ring tras ganar a Jussi Koivula. Era su segunda pelea tras seis años parados y el argentino, de 45 años, siguió mostrando mejoras. "Es mucho tiempo y necesito ir reencontrándome", avisaba en la previa. Lo hizo. Esta vez volvió a vencer antes del límite. La parada llegó por un corte en el párpado del finlandés. Justo en el momento que quería apretar, pero lo más importante para el argentino es que disfruta de lo que hace. "Esta vez lo sentí más. Me olvidé de todo. Dije 'voy a ser yo, a bajar las manos y a pasarlo bien'", añadía. La sonrisa no se borró de su rostro. Martínez disfruta de su sueño.

Koivula fue el "único rival de los once a los que se lo propusieron" y eso ya denota valentía. Al inicio notó el respeto de estar ante una leyenda y Sergio lució bien. Le pegó variando planos, percutiendo sobre todo arriba y boxeando calmado. "Tranquilo, la pelea se acabará abajo", avisaba a la esquina. No lo hizo, pero cuando metió sus golpes a la zona de flotación fue cuando más daño hizo al finlandés. El paso de los asaltos va sumando a Maravilla. Necesita el rodaje y cada vez muestra más destellos. Sumó desplazamientos, dejó que Koivula le apretase... poco a poco.

Todavía falta para llegar al nivel que él quiere, pero está 'reaprendiendo' a encontrarse en el ring. Su único debe fue al inicio del séptimo asalto. "Entré muy relajado", reconoció. Pronto se activó y fue encerrando a Koivula. En un cruce de golpes cortó al finlandés en el ojo. "Los dos últimos rounds era cuando quería sacar mucho ritmo", reveló. No pudo hacerlo, pero el camino hacia su sueño progresa adecuadamente. "Espero, si todo va bien, pelear en marzo o abril", concluyó. Su próximo paso ya está en la mente. Maravilla progresa.

Maravilla Martínez celebra su victoria ante Koivula.

Sergio García se ofrece a Eddie Hearn tras exhibirse

"Me encantaría regresar a Londres y que Eddie Hearn me diese otra oportunidad. Pondría el Campeonato de Europa en juego encantado", aseguraba Sergio García tras derrotar por TKO en el sexto asalto a Gregory Trenel. El cántabro, cuatro veces campeón continental del superwelter y de 28 años, tuvo una semana complicada que finalizó de la mejor manera. El lunes su equipo recibía la notificación de que su defensa del Europeo no podría realizarse. Su rival, Andranik Hakobyan, alegaba una lesión que no le impedía pelear. "Yo si recibo una oportunidad voy aunque sea con el hombro roto. Él por un dolor lo rechazó. Ahí están los actos", apuntaba resignado el púgil.

Su promotora, Maravillabox, actuó rápido y Gregory Trenel aceptó la chanza. Le echó arrojo, pero era muy inferior. Desde el inicio, Sergio fue muy superior. Pegó en la distancia, varió planos y masacró al francés. Con su derecha recta el español abría el camino y con los golpes abajo iba vaciando al galo. El plan esta vez salió a la perfección. La paliza estaba siendo muy grande y el árbitro, con buen criterio, detuvo las acciones en el sexto round. Trenel era valiente y aguantaba lo que le llegaba, pero era muy inferior y no podría dar la vuelta al pleito. Sergio lució y dejó claro su deseo para 2021: quiere los grandes carteles que la pandemia impidió en 2020.

Sergio García golpea a Trenel durante su pelea.