THW Kiel THW Kiel

CET

Barça Barça

BALONMANO | CHAMPIONS LEAGUE

El Barça pelea en Kiel ante uno de los más grandes de Europa

Los alemanes reúnen un plantel espectacular, con dos de las estrellas del momento, Duvnjak y Sagosen, más Landin y Wenhold

Mem en el centro, en el último ensayo del Barça.

Al Wunderino Arena se le conoce popularmente en el balonmano europeo como el Infierno del Norte, pero el calor y pasión que imana de una grada siempre repleta por 11.000 espectadores, más los que puedan entrar de matute, este jueves será menor por la falta de aficionados en las canchas germanas, con lo que el Barça se medirá ante el Kiel en un Purgatorio, aunque Xavi Pascual, entrenador azulgrana, significaba hoy que "el ambiente y jugar en pista contraria no es ahora una preocupación".

Lo que puede preocuparle al Barça mañana en Alemania (18:45, DZN y Esport3) es que el Kiel "es un equipo construido para intentar ganarlo todo", y tiene razón Pascual, porque los alemanes han completado su plantilla con el noruego Sagosen, que dejó el PSG en junio, el máximo artillero del equipo, Sagosen, central o lateral, pasa por ser una las estrellas mundiales del momento, y actúa al lado de otro que lleva años siéndolo, el croata Domagoy Duvnjak, el capitán del equipo, con uno de los mejores porteros del siglo, el danés Landin, y con dos alemanes de primer orden, el pivote Pekeler y el lateral Wenhold, sin olvidar a un extremo como Edberg, siempre efectivo. Todos esos mimbres están en las manos de Filip Jicha, que jugó en el Barça al final de su carrera tras sus éxitos internacionales en Alemania.

"En estos partidos puede ocurrir cualquier cosa, porque son encuentros de alto nivel", explica Pascual, que cuenta con las bajas de Mortensen (para lo que resta de temporada) y del brasileño Petrus, con lo que Sorhaindo tendrá trabajo extra en defensa, con Fabregas o con Frade.

Los números señala que el Barça es el único invicto, el que suma de dos en dos en la liguilla de la Champions, mientras que el Kiel ha perdido un encuentro y empatado otro. También muestra al Barça como intratable en España y al Kiel como segundo en su país. Pero si se repasa la historia en el Wunderino se nota la presión: de una docena de enfrentamientos, el Barça allí ha ganado dos veces y empatado otras dos; es decir, pierde dos de cada tres encuentros que disputa en aquel escenario,

"Nos interesa imponer nuestro estilo, nuestra manera de jugar, con mucha velocidad y una defensa contundente para tener opciones de salir al contragolpe" sostiene Pascual, que sabe que en menos de 45 días va a jugar posiblemente tres veces con el Kiel, el choque de mañana, el de la semana que viene en el Palau, y a finales de diciembre, posiblemente, en la Final Four de Colonia en la que están ambos equipos y que podrían medirse en la lucha por el título.