BALONMANO | LIGA ASOBAL

Álex Chan, un gallego para la selección de Estados Unidos

"Tengo el pasaporte estadounidense porque mi madre nació allí, y estamos viendo si puedo jugar el Mundial", asegura el central del Cisne de Pontevedra

Álex Chan en un ataque contra el Barça-

Es proverbial la notoriedad aventurera de los gallegos que se reflejaba en aquel chiste popular en el que se preguntaba qué se encontraron los astronautas cuando llegaron a la luna, y se contestaba que un gallego. Parecía que era la máxima expresión de audacia...hasta que ha llegado la posibilidad de que el pontevedrés Álex Chan refuerza a la selección de Estados Unidos en el próximo Mundial, en enero en Egipto.

"Tengo el pasaporte de Estados Unidos, y lo estoy renovando ahora. Si no hay problemas burocráticos, tal vez pueda jugar con su selección, Lo estamos hablando ahora con el director deportivos de aquella federación", asegura el central del Cisne, que cuenta que su abuelo materno "fue un emigrante a Estados Unidos, donde nació mi madre y donde tengo tíos y primos, en Virginia y Maryland", dice, y que también recuerda que él nunca ha vivido allí, pero si ha pasado muchos veranos: "Les contaba a mi primos que deporte practicaba en España, y tenía que explicarles todo porque no lo conocían. Ahora podría ser curioso que les represente en un deporte que está creciendo mucho allí".

Central o lateral izquierdo, Álex Chan (27 años, 1,87 metros) lleva doce temporadas en el Cisne, con el que logró el ascenso a la Asobal para que el club y el jugador debuten esta temporada en la élite nacional. Hijo de José Manuel Chan, un histórico del Teucro, entró en el Cisne en la cantera de la mano de su padre "cuando el Cisne le contrato como entrenador", y que tras once años esta temporada se la ha tomado como sabática.

Ingeniero industrial, para Álex el balonmano ha sido hasta ahora una actividad semi profesional, y hace dos años sólo jugó media temporada con el club pontevedrés porque tebnía una beca Erasmus de cinco meses para estudiar en París- Ahora puede convertirse en el primer gallego en la selección de Estados Unidos y en el primer internacional absoluta de la historia de la plantilla del Cisne.