FÚTBOL AMERICANO

El pasado en el fútbol americano de Joe Biden

El próximo presidente de Estados Unidos formó parte del equipo del equipo de la Archmere Academy de Claymont durante su paso por la Universidad de Delaware.

Joe Biden posa con un balon de fútbol americano antes de un partido en la Australian Football League.
POOL REUTERS

Joe Biden afrontó esta semana el partido más importante de su vida para convertirse en el próximo 46º presidente de los Estados Unios ante el magnate Donald Trump, que buscaba la reelección en el cargo.

Biden sufrió durante tensas horas para lograr los votos electorales que le faltaban en los estados de Georgia, Nevada, Arizona o Pensilvania para alcanzar la Casa Blanca en esta particular carrera de fondo hacia el poder. El candidato demócrata vivió las intensas jornadas electorales en el estado de Delaware, donde ha crecido en su carrera política... y en la que también hizo sus pinitos en el mundo del deporte.

A los 19 años Biden se unió al equipo de fútbol de la Archmere Academy de Claymont, de la Universidad de Delaware, donde ejercía las funciones de receptor. En 2010 apareció un vídeo en Youtube con las mejores jugadas de Biden durante su etapa en el equipo de Archmere.

De hecho, el propio Biden relata en sus memorias cómo el fútbol americano fue una vía de escape para sus dificultades a la hora de comunicarse en su llegada a la universidad. "Como no tenía mucha confianza en mi capacidad verbal, siempre he tenido confianza en mis capacidades atléticas".

El diario The Daily Pennsylvanian ha recuperado varios recortes de prensa sobre las actuaciones de Biden con el equipo, donde Archmere se metió en la lucha por el título tras ganar sus ocho partidos con una gran actuación de Biden, que fue el quinto anotador con cuatro touchdowns en cuatro partidos para un total de 24 puntos.

La carrera de Biden en el equipo duró relativamente poco ya que el propio candidato demócrata explica en su libro que "cuando salieron las notas del primer semestre, mis padres me dijeron que no seguiría jugando al fútbol". Ahora Biden, que ya estuvo como vicepresidente junto a Barack Obama entre 2009 y 2017, ha conseguido el mayor touchdown de su vida: la conquista de la Casa Blanca, si no lo impiden las demandas interpuestas por Trump.