BALONMANO | LIGA ASOBAL

Denodada pelea de la Asobal contra el caos de la pandemia

Sin presupuesto para apostar por controles PCR, con jornadas incompletas cada semana, no tira la toalla y busca fórmulas para ofrecer más partids

Luis Frade, del Barça
RODLLFO MOLINA DIARIO AS

La temporada ya empezó mal cuando el día antes de alzar el telón el Comité de Competición aplazó las jornadas una y tres, sin casos Covird-19 en ninguna plantilla. Lo que ha sucedido después ha sido un carrusel de aplazamientos justificados con positivos por coronavirus en las plantillas, y este sábado, de la jornada novena sólo se pueden programar tres encuentros, un tercio; el resto, para más adelante porque al menos seis equipos están confinados.

A día de hoy hay 30 partidos sin jugarse, nueve de la tercera jornada programada entera para el 16 de diciembre. En este caos, con cada club con un protocolo distinto en cuanto a público en sus pabellones, los clubes están realizando un esfuerzo hercúleo para sobrevivir.

“Hacer PCR a todo el equipo nos costaría más de 3.000 euros a la semana; es una cantidad que no podemos permitirnos”, comenta Julián Mateo, presidente del Nava. Es decir, casi 90.000 euros por toda la temporada, que multiplicaría demasiado los presupuestos en un año de menos ingresos. Por eso Servando Revuelta (Sinfin Santander) ahora presidente en funciones de la Asobal explica que los clubes “están obligados a una prueba serológica a la semana, dos días antes de los partidos, que hay que remitir a la Asobal y al rival”. Y si hay un positivo, “todos confinados, entre 10 y 15 días dependiendo la comunidad”. Y cuando eso ocurre entran en acción los rastreadores “que localizan al resto de jugadores, y les hacen los PCR, que en ese momento ya van a cargo de las comunidades”, cuenta Manolo Camiña, presidente del Cangas, que tiene a su plantilla confinada por positivos.

Los clubes ahora van a estudiar con la Federación que se reprogramen partidos de la primera vuelta, “y así que equipos sin casos que se quedan sin jugar puedan adelantar jornadas”, dice Revuelta. Y mientras han conseguido, con la colaboración de la Federación Española, que en Castilla y León no se vuelva a jugar con mascarilla, con lo cual el Ademar-Sinfín en León quedará una anécdota,