TENIS DE MESA

Confinamiento de lujo para disputar el Spain Master 2020

La Federación Española organiza un torneo internacional en el hotel Riu de Madrid con 18 jugadores, concentrados y sin poder salir

Exhibición en la presentación del Master 2020.

Más que una burbuja, el Spain Master que se juega de martes al jueves en Madrid, será una cárcel de lujo para los jugadores y los árbitros del torneo. Una vez que entren en el escenario ya no podrán salir, so pena de quedar descalificados; ahora bien, su prisión será el céntrico hotel Riu de la Plaza de España, con alojamiento completo en estos días, donde además de la sala de juego de casa 100 metros cuadrados habrá otras cinco para los entrenamientos, y pantallas gigantes para seguir los partidos por televisión (la web de Teledeporte los ofrece todos, con las finales en el canal abierto el jueves a las 18:30 y 19:15) en esta concentración rigurosa e inflexible.

Y todo pensado para que los mejores españoles del momento puedan rivalizar con los extranjeros después de mucho tiempo sin competición internacional. María Xiao (Calella, 26), que hoy estaba en Murcia enrolada en el UCAM Cartagena y viaja a primera hora del miércoles a Madrid, contaba lo importante “que es competir, que no es lo mismo que los entrenamientos, que ya están en marcha desde mayo”. Ella es una de las becadas en la Residencia Blume de Madrid “pero tal como están las cosas” se prepara con su club, donde le han buscado un apartamento.

María y Álvaro Robles forman una pareja mixta con posibilidades de estar en los Juegos, aunque Robles no participa: está disputando la liga de clubes en Alemania, y venir a Madrid le supondría un regreso con cuarentena obligatoria y no tan cómoda, así que su presencia queda relegada para el segundo Master, en noviembre (24 al 26); y habrá un tercero y último en diciembre (8 al 10), al menos si todo va por los canales que se esperan en el ambiente internacional.

Además, la competición es individual, 10 hombres (cuatro extranjeros) y 8 mujeres (tres extranjeras) para disputar un toral de 38 partidos, en el que las jugadoras se garantizan un minimo de tres encuentros y un máximo de cinco, y los hombres un mínimo de cuatro y un máximo de seis. En los premios, todos iguales, 1.000 euros para los campeones, 500 para los subcampeones, y 250 para los semifinalistas patrocinados por Hoteles Riu (masculino) e Iberdrola (femenino).

Un portavoz de la Federación Española explicaba ayer, después del acto de presentación del Master con un partido de exhibición a la vista de las excelentes perspectivas que ofrece el hotel, que “está cuidado al máximo el capítulo de la seguridad, con controles durante los tres días”. Y como Madrid capital está confinada, todos los jugadores llegarán al hotel con la documentación que acredita que vienen a su trabajo, en este caso jugar por España este Master.