ATLETISMO | ESTHER GUERRERO

"No he llegado a mi tope"

La atleta catalana, gran triunfadora en los Nacionales con su doblete de oro (800 y 1.500) con menos de diez minutos de descanso, repasa su temporada en AS.

"No he llegado a mi tope"
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Los Campeonatos de España, que se disputaron el fin de semana, tuvieron un nombre destacado por encima del resto: el de Esther Guerrero. Y es que la atleta gerundense, de 30 años, logró proclamarse campeona nacional de 800 y de 1.500. Algo ya de por sí complicado en un mismo campeonato, pero que adquiere el calificativo de gesta al hacerlo en tan solo diez minutos, ya que ese era el tiempo comprendido entre el final y el inicio de ambas pruebas. Fue el domingo, en el anillo verde de Vallehermoso (Madrid). "En la recta final del 800, viendo que tenía el triunfo cerca, empecé a regular un poco. Terminé, sin tiempo de celebrar prácticamente, seguí en pista y recibí la llamada para el 1.500. Cambié de dorsal y a la línea de salida", cuenta Esther a AS sobre la hazaña.

La idea del doblete no estaba prevista con antelación, sino que surgió en su grupo de entrenamiento tras ver su gran estado de forma. "Lo decidimos dos semanas antes. En un principio me negué, principalmente por el poco tiempo entre las finales. Estuve varios días dándole vueltas y finalmente me lancé. Estoy muy contenta de haber tomado esta decisión y más tras el resultado y la expectación que tuvo", explica.

Esther Guerrero con sus dos oros (800 y 1.500)

Y es que, en una temporada tan atípica con confinamiento de por medio, la de Bañolas ha logrado las mejores marcas de su vida en 800, 1.500, y la mejor marca española de siempre en los 2.000. "Habitualmente, los Nacionales suelen ser un punto intermedio antes de otra gran competición. Este año no ha sido así, pero las sensaciones eran las mejores de toda mi carrera. Podíamos arriesgar, porque la temporada se acaba (ella pondrá punto final el día 25 en la Diamond League de Doha) y quería subir un peldaño", destaca. Procedente del 800, modalidad en la que fue olímpica en Río 2016, cree que su máximo en esa distancia ya había llegado. "Me costaba mejorar, especialmente a nivel internacional. Tras dar el salto al 1.500, me siento cada vez mejor. Y no he llegado a mi tope", resalta con ilusión.

Este doblete en ambas pruebas no se veía desde los 70 con Coro Fuentes (1970) y Carmen Valero (1974, 1975, 1976), que fue la primera atleta nacional en unos Juegos (Montreal 1976). La turolense, a través de este medio, felicitó a Guerrero. "Yo incluso conseguí triplete, pero con las marcas actuales, lo que ha conseguido Esther está genial. Ella y yo sabemos lo que se tiene que trabajar para conseguir algo así. Ojalá vaya a más y lo disfrute, porque esos años pasan muy rápido", dice Valero. Dos superatletas.