PÁDEL | WPT CERDEÑA OPEN

La burbuja del pádel viaja a Italia sin alguna de sus estrellas

Primer torneo profesional en Italia, en el que no estarán Pablo Lima, Piñeiro y Carmen Villalba, positivos por Covid-19

La burbuja del pádel viaja a
Italia sin alguna de sus estrellas

Para salvar la temporada el WPT y los jugadores profesionales han acordado sacar adelante la competición con un gran esfuerzo, que pasa desde disputar los torneos (cuatro) sin público, emplear todo tipo de medidas higiénicas y naitarias, hacer PCRs a todos los jugadores antes del inicio de cada torneo, y prácticamente mantener en una burbuja y sin contactos a los protagonistas. Y así el WPT llega esta semana a Italia, para jugar su primer torneo profesional en Cagliari, el Open de Cerdeña.

Y, sin embargo, y pese al celo con que se trabaja, es imposible conseguir un cien por ciento de seguridad. Por ejemplo, en Valencia Pablo Lima no se presentó a los cuartos de final; el día anterior se sintió mal, visitó al médico y dio positivo; baja por decisión médica. Su caso ha ocurrido cuando el torneo ya estaba iniciado y él compitiendo al lado de Paquito Navarro, y tras hacerse su PCR de rigor. La pareja, la número dos de la temporada, la única que ha sido capaz de derrotar a Galán y Lebrón en la única final que han perdido, no está en a capital de la isla italiana, y es un baja notable. Del cuadro, por COVID-19 también faltan Piñeiro y Carmen Villalba.

Con todos, y aunque sin jugadores de relieve en el país pero con interés por el pádel, y con muchos profesionales vestidos por la empresa italiana de material deportivo Lotto (también viste a España), Cagliari espera ofrecer una organización digna del WPT, que aterrizó ayer en Cerdeña , y que DI Nenno y Martín Silingo hicieron de padrinos del torneo que ya con los jugadores del cuadro arranca este mismo miércoles con seis pistas entre dos clubes,