AJEDREZ

Nakamura gana el quinto y vuelve a adelantarse a Carlsen

El estadounidense exhibió este martes sus dotes en el ajedrez relámpago, venció en el Armagedon a Carlsen y volvió a cobrar ventaja (3-2) en la Gran Final.

0
Nakamura gana el quinto y vuelve a adelantarse a Carlsen
@LeonWatson Twitter

El estadounidense Hikaru Nakamura exhibió este martes sus dotes en el ajedrez relámpago, venció en el Armagedon de desempate al noruego Magnus Carlsen y volvió a cobrar ventaja (3-2) en la Gran Final del circuito que lleva el nombre del campeón mundial.

En una jornada de juego técnico en las cuatro partidas a ritmo de 15 minutos por bando, Nakamura prevaleció en el juego vertiginoso de las partidas relámpago y el Armagedon final que resolvió el encuentro. Con el marcador 3-2 a favor del norteamericano, el campeón mundial Carlsen necesita ahora ganar los dos restantes, si quiere alzarse con el trofeo.

Por dos veces se estrelló Nakamura contra la defensa berlinesa plateada con negras por el noruego contra la apertura Española del norteamericano, que empezó con blancas. En la primera, la lucha de los dos caballos negros contra la pareja de alfiles blancos desembocó en un final de damas y 7 peones por bando con una ligera ventaja para Carlsen, insuficiente para ganar. Se firmaron tablas en 54.

El campeón mundial abrió con una Italiana en la segunda, siguiendo la línea que el día anterior le había dado la victoria en el tercer juego, pero esta vez Naka tuvo buen cuidado en no sacrificar su peón de A y las filas quedaron parejas. Tablas en 44. Carlsen se mantuvo fiel a la defensa berlinesa en la tercera. El norteamericano alcanzó una posición muy segura que le ponía a salvo de la derrota pero la desaparición de las torres sobre el tablero le dejó también sin opciones reales de presionar la posición negra.

Por primera ven en la Gran Final, se llegaba a la cuarta partida sin derramamiento de sangre, después de tres tablas consecutivas. Al mando de las blancas, Carlsen recurrió al sistema Londres para no repetir apertura y, como en las anteriores, se jugaron líneas técnicas, escasamente atractivas para el aficionado, que condujeron a nuevas tablas.

El encuentro se iba a resolver en dos partidas relámpago (5 minutos con 3 segundos de incremento por jugada), en el que ambos son consumados maestros: Naka es el número uno del ránking mundial y Carlsen varias veces campeón del mundo. El noruego eligió la defensa Alejín en la primera, sacó a su rival de las líneas trilladas, ganó un peón limpio, después otro y a la altura de la jugada 23 Naka estaba objetivamente perdido, aunque aún se debatió durante varias jugadas con cuatro peones de menos.

No fue suficiente, porque Nakamura, en una india de rey en la segunda "blitz", le derrotó con un ataque arrollador tras sacrificar la calidad (torre por pieza menor). El encuentro llegó al decisivo Armagedon: 5 minutos para Carlsen con blancas (elegidas por sorteo), 4 para Naka, pero a éste le bastaban tablas para ganar el encuentro. En una nimzoindia, Nakamura dominó claramente a un campeón sin ideas, con síntomas de fatiga, que no pudo plantear a su rival ni una sola amenaza.