JUEGOS OLÍMPICOS

10 padres e hijos con historia olímpica

El secreto está en el ADN, aseguran algunos científicos, para explicar por qué padres e hijos destacan en el deporte. Recopilamos diez historias olímpicas de distintos deportes en la que un apellido ha tenido continuidad en el tiempo.

  • En 1974, en Cincinati (EEUU), nació Gary Wayne Hall Júnior. A esas alturas, su padre, Gary Hall Senior, ya era uno de los nadadores más populares de su país, ganador de dos medallas olímpicas en México 68 (plata en los 400 estilos) y Munich 72 (plata en 200 mariposa), justo dos años antes de colgarse su tercer metal, este de bronce, en los 100 mariposa en Montreal, en 1976.  Gary Hall Júnior heredó una fisionomía ideal para praticar natación y contó con todos los medios para superar a su padre. De Atlanta 96 a Atenas 04, justo antes de la irrupción de Michael Phelps, Gary Hall sumó diez medallas, entre relevos y pruebas de velocidad (50 y libre). Su abuelo Charles Kaeting fue campeón de EEUU en los 40 y su tío, Charles Keating Júnior, fue olímpico en 1976.

    Natación - Gary Hall Sr. Y Jr: 13 medallas en seis Juegos

    En 1974, en Cincinati (EEUU), nació Gary Wayne Hall Júnior. A esas alturas, su padre, Gary Hall Senior, ya era uno de los nadadores más populares de su país, ganador de dos medallas olímpicas en México 68 (plata en los 400 estilos) y Munich 72 (plata en 200 mariposa), justo dos años antes de colgarse su tercer metal, este de bronce, en los 100 mariposa en Montreal, en 1976. Gary Hall Júnior heredó una fisionomía ideal para praticar natación y contó con todos los medios para superar a su padre. De Atlanta 96 a Atenas 04, justo antes de la irrupción de Michael Phelps, Gary Hall sumó diez medallas, entre relevos y pruebas de velocidad (50 y libre). Su abuelo Charles Kaeting fue campeón de EEUU en los 40 y su tío, Charles Keating Júnior, fue olímpico en 1976.

    FOTO: (Getty Images)

    1 / 10

  • Pol Amat (1978) logró, en 2008, ser nombrado por la Federación Internacional de Hockey el mejor jugador del mundo. Ese año se colgó la plata en los Juegos de Pekín, liderando una España que se subió al podio 12 años después. Precisamente, el jugador del Egara ya estaba en aquella selección que repitió plata en Atlanta 96. La casta le viene al galgo, porque hablar de la familia Amat es hablar de hockey hierba. Su abuelo fue el fundador del Egara y su padre Paco (1943), olímpico en Tokio 64, México 68 y Munich 72. Se quedó en la preselección para ir a Roma 60, donde el hockey se colgó el bronce. Su primo Santi y sus tíos Jaume, Pere y Joan también fueron olímpicos.  Todos ellos, cómo no, de Terrassa.

    Hockey - De Paco a Pol Amat, 50 años de olimpismo

    Pol Amat (1978) logró, en 2008, ser nombrado por la Federación Internacional de Hockey el mejor jugador del mundo. Ese año se colgó la plata en los Juegos de Pekín, liderando una España que se subió al podio 12 años después. Precisamente, el jugador del Egara ya estaba en aquella selección que repitió plata en Atlanta 96. La casta le viene al galgo, porque hablar de la familia Amat es hablar de hockey hierba. Su abuelo fue el fundador del Egara y su padre Paco (1943), olímpico en Tokio 64, México 68 y Munich 72. Se quedó en la preselección para ir a Roma 60, donde el hockey se colgó el bronce. Su primo Santi y sus tíos Jaume, Pere y Joan también fueron olímpicos. Todos ellos, cómo no, de Terrassa.

    FOTO: F. Zueras/E. Fontcuberta/P. Andrés (DIARIO AS)

    2 / 10

  • El waterpolo en Hungría es una religión, y Tamas Kasas es uno de sus máximos exponentes. El jugador, nacido en 1976, pertenció al equipo olímpico que fue triple campeón en Sidney, Atenas y Pekín, de 2000 a 2008, cogiendo el relevo de la generación de oro española. Su padre le había marcado el camino en los años 70. El waterpolo lo mamó de niño. Su progenitor, Zoltan, fue plata en Munich 72. Una historia, de padres e hijos, común en Hungría, donde el waterpolo es el deporte más popular. Otro caso es el de la familia Szivós, que compitieron en unos Juegos abuelo, padre e hijo.

    Waterpolo - Kasas, el chico de oro que superó al padre

    El waterpolo en Hungría es una religión, y Tamas Kasas es uno de sus máximos exponentes. El jugador, nacido en 1976, pertenció al equipo olímpico que fue triple campeón en Sidney, Atenas y Pekín, de 2000 a 2008, cogiendo el relevo de la generación de oro española. Su padre le había marcado el camino en los años 70. El waterpolo lo mamó de niño. Su progenitor, Zoltan, fue plata en Munich 72. Una historia, de padres e hijos, común en Hungría, donde el waterpolo es el deporte más popular. Otro caso es el de la familia Szivós, que compitieron en unos Juegos abuelo, padre e hijo.

    FOTO: (REUTERS/GETTY IMAGES)

    3 / 10

  • Por primera vez en la historia, madre e hijo compitieron en unos mismos Juegos Olímpicos de Verano. Fue en Río en la modalidad de pistola olímpica. Nino Salukvadze es la madre, que ha competido en nueve Juegos Olímpicos. En Seúl 88, representando a la Unión Soviética, ganó un oro (25 metros) y una plata (10 metros). Luego, pasó a competir por Georgia, su país de nacimiento, y siguió en hasta nueve Juegos más con un bronce obtenida en Pekín 08. En Río, hizo pareja con su hijo Tsotne Machavariani. Finalizaron en sexta posición. Ambos entrenan en el club que lleva el nombre de Nino. Su historia es única.

    Tiro Olímpico - Madre e hijo, juntos en Río 2016

    Por primera vez en la historia, madre e hijo compitieron en unos mismos Juegos Olímpicos de Verano. Fue en Río en la modalidad de pistola olímpica. Nino Salukvadze es la madre, que ha competido en nueve Juegos Olímpicos. En Seúl 88, representando a la Unión Soviética, ganó un oro (25 metros) y una plata (10 metros). Luego, pasó a competir por Georgia, su país de nacimiento, y siguió en hasta nueve Juegos más con un bronce obtenida en Pekín 08. En Río, hizo pareja con su hijo Tsotne Machavariani. Finalizaron en sexta posición. Ambos entrenan en el club que lleva el nombre de Nino. Su historia es única.

    FOTO: Sergei Bobylev (Sergei Bobylev/TASS)

    4 / 10

  • La selección masculina de voleibol en Argentina solamente tiene una medalla olímpica, el bronce obtenido en Seúl 88. En aquel legendario equipo estaba Hugo Conte, escogio como uno de los ocho mejores jugadores del Siglo XX y el único argentino que ingresó en el Salón de la Fama en Estados Unidos. Un año después de aquella gesta, nació Facundo Conte. Su hijo siguió los pasos de su padre aunque no haya logrado obtener una medalla. Compitió en Londres 2012 y en Río 2016 con la selección y obtuvo dos quintos puestos.

    Voleibol - La familia Conte, de Seúl a Río

    La selección masculina de voleibol en Argentina solamente tiene una medalla olímpica, el bronce obtenido en Seúl 88. En aquel legendario equipo estaba Hugo Conte, escogio como uno de los ocho mejores jugadores del Siglo XX y el único argentino que ingresó en el Salón de la Fama en Estados Unidos. Un año después de aquella gesta, nació Facundo Conte. Su hijo siguió los pasos de su padre aunque no haya logrado obtener una medalla. Compitió en Londres 2012 y en Río 2016 con la selección y obtuvo dos quintos puestos.

    FOTO: (REUTERS)

    5 / 10

  • A la altura de Carl Lewis y Michael Phelps, se sitúa el regatista danés Paul Elvstrom, quien ganó cuatro oros en cuatro ediciones consecutivas, desde Londres 1948 hasta Roma 1960. Un avanzando a su tiempo, apodado el Mozart de la vela. Una leyenda en su país no solo por sus hazañas, sino por lograr competir en Los Ángeles 1984 junto a su hija Trina. Seducido por la idea, la pareja, en la clase Tornado, quedaron campeones de Europa para posteriormente rozar el bronce en los Juegos: fueron cuartos. Falleció en 2016 con un legado único.

    Vela - La leyenda Paul Elvstrom compitió con su hija

    A la altura de Carl Lewis y Michael Phelps, se sitúa el regatista danés Paul Elvstrom, quien ganó cuatro oros en cuatro ediciones consecutivas, desde Londres 1948 hasta Roma 1960. Un avanzando a su tiempo, apodado el Mozart de la vela. Una leyenda en su país no solo por sus hazañas, sino por lograr competir en Los Ángeles 1984 junto a su hija Trina. Seducido por la idea, la pareja, en la clase Tornado, quedaron campeones de Europa para posteriormente rozar el bronce en los Juegos: fueron cuartos. Falleció en 2016 con un legado único.

    FOTO:

    6 / 10

  • Eddy Merckx lo es todo para el ciclismo. Nacido en 1945 en Bélgica, posee un palmarés único, con la consecución de cinco Tours, cinco Giros, una vuelta España y tres Mundiales. También cuenta con una participación olímpica antes de todos esos éxitos, cuando era amateur y solo este tipo de deportistas podían ir a los Juegos. Fue en Tokio 64: finalizó decimosegundo. Es en los Juegos Olímpicos donde su hijo Álex podrá presumir que tiene mejor palmarés que su padre. En Atenas en 2004 logró subir al podio y colgarse el bronce. La medalla que le falta al padre la ganó el hijo.

    Ciclismo - Mercxk, cuando el hijo mejoró al insuperable padre

    Eddy Merckx lo es todo para el ciclismo. Nacido en 1945 en Bélgica, posee un palmarés único, con la consecución de cinco Tours, cinco Giros, una vuelta España y tres Mundiales. También cuenta con una participación olímpica antes de todos esos éxitos, cuando era amateur y solo este tipo de deportistas podían ir a los Juegos. Fue en Tokio 64: finalizó decimosegundo. Es en los Juegos Olímpicos donde su hijo Álex podrá presumir que tiene mejor palmarés que su padre. En Atenas en 2004 logró subir al podio y colgarse el bronce. La medalla que le falta al padre la ganó el hijo.

    FOTO: (Getty Images)

    7 / 10

  • Inolvidable Arvidas Sabonis (Lituania, 1964) para el baloncesto español, por sus pasos por Valladolid y Madrid. Antes de todo aquello, un joven pívot capitaneada la selección de la Unión Soviética en Seúl 88. Eliminó a Estados Unidos en las semifinales y ganó el oro ante Yugoslavia. Desde aquella eliminación, los jugadores de la NBA empezaron a acudir a los Juegos, como ocurrió con el Dream Team en Barcelona ’92. Sabonis siguió colgándose bronces en ese año y cuatro después en Atlanta. Su hijo Damantas no ha llegado al nivel del padre, considerado uno de los mejores pívots en los 80 y uno de los mejores extranjeros en la NBA, donde jugó de 1995 a 2003. Pero a Damantas le vale para hacer carrera en la NBA y participar en los Juegos. Estuvo en Río 2016, aunque su selección se conformó con ser séptima.

    Baloncesto - La saga Sabonis continúa tres medallas después

    Inolvidable Arvidas Sabonis (Lituania, 1964) para el baloncesto español, por sus pasos por Valladolid y Madrid. Antes de todo aquello, un joven pívot capitaneada la selección de la Unión Soviética en Seúl 88. Eliminó a Estados Unidos en las semifinales y ganó el oro ante Yugoslavia. Desde aquella eliminación, los jugadores de la NBA empezaron a acudir a los Juegos, como ocurrió con el Dream Team en Barcelona ’92. Sabonis siguió colgándose bronces en ese año y cuatro después en Atlanta. Su hijo Damantas no ha llegado al nivel del padre, considerado uno de los mejores pívots en los 80 y uno de los mejores extranjeros en la NBA, donde jugó de 1995 a 2003. Pero a Damantas le vale para hacer carrera en la NBA y participar en los Juegos. Estuvo en Río 2016, aunque su selección se conformó con ser séptima.

    FOTO: (REUTERS/GETTY IMAGES)

    8 / 10

  • Charlie Jenkins (número 116 de la imagen) nació en 1934 en Nueva York, dos años antes de que Jessie Owens ganase cuatro medallas de oro en los Juegos de Berlín y reivindicase el valor de la raza negra en las pruebas atléticas. Una inspiración que marcó la carrera del estadounidense, ganador de dos medallas de oro en los Juegos de Melbourne, en 1956. Se subió a lo más alto del podio en el relevo 4x400 metros y en los 400 metros. 36 años después de aquella efeméride, su hijo, Chip Jenkins, nacido en 1964, consiguió también el mismo color de medalla en el relevo 4x400 en Barcelona 92.

    Atletismo - Jenkins, un déja vu 36 años después

    Charlie Jenkins (número 116 de la imagen) nació en 1934 en Nueva York, dos años antes de que Jessie Owens ganase cuatro medallas de oro en los Juegos de Berlín y reivindicase el valor de la raza negra en las pruebas atléticas. Una inspiración que marcó la carrera del estadounidense, ganador de dos medallas de oro en los Juegos de Melbourne, en 1956. Se subió a lo más alto del podio en el relevo 4x400 metros y en los 400 metros. 36 años después de aquella efeméride, su hijo, Chip Jenkins, nacido en 1964, consiguió también el mismo color de medalla en el relevo 4x400 en Barcelona 92.

    FOTO: John Dominis (The LIFE Picture Collection via )

    9 / 10

  • Jim Redmond nunca fue olímpico, pero pasó a la historia de los Juegos como el padre más famoso. En Barcelona 92, sobre la pista de atletismo del Estadio Olímpico de Montjuïc, su hijo Derek (Gran Bretaña, 1995) competía en las semifinales de los 400 metros cuando de golpe cayó al suelo y se destrozó el tendón de Aquiles. El atleta venía de ser oro en el Mundial de Tokio en los 4x400.  Llorando y sin poder caminar, dando saltos sobre un pie por la calle 5, consciente de estaba ya eliminado, intentó acabar la carrera como pudo. Su padre saltó de la grada a ayudarle y ambos cruzaron la línea de meta abrazados, ante un aplauso ensordecer de los espectadores.

    Olimpismo - Redmond y el espíritu olímpico

    Jim Redmond nunca fue olímpico, pero pasó a la historia de los Juegos como el padre más famoso. En Barcelona 92, sobre la pista de atletismo del Estadio Olímpico de Montjuïc, su hijo Derek (Gran Bretaña, 1995) competía en las semifinales de los 400 metros cuando de golpe cayó al suelo y se destrozó el tendón de Aquiles. El atleta venía de ser oro en el Mundial de Tokio en los 4x400. Llorando y sin poder caminar, dando saltos sobre un pie por la calle 5, consciente de estaba ya eliminado, intentó acabar la carrera como pudo. Su padre saltó de la grada a ayudarle y ambos cruzaron la línea de meta abrazados, ante un aplauso ensordecer de los espectadores.

    FOTO: PA Images Archive (PA Images via Getty Images)

    10 / 10

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.