FÚTBOL SALA

La LNFS recurre al CSD contra los calendarios de la Federación

Entiende que no se han contemplado sus peticiones, y no se cumplen los requisitos ni económicos ni de salud para hacer frente a la temporada

Inter Movistar, el último campeón-


La Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) y sus  clubes asociados informaron este lunes de que han remitido a la presidenta  del Consejo Superior de Deportes, Irene Lozano, un escrito en el que  han expresado su desacuerdo sobre el calendario de Primera y Segunda División elaborado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para la temporada 2020/2021.

Entienden en su protesta que para la elaboración del calendario "no ha atendido a ninguna de las propuestas que le  han remitido los clubes"."El Comité Nacional de Fútbol Sala de la RFEF, tras la reunión mantenida con los clubes el pasado 3 de julio, en la que presentó el borrador del calendario de Primera y Segunda División y solicitó a éstos sus propuestas al mismo, comunicó el 20 de julio la aprobación de dicho calendario, ignorando las alegaciones aportadas por la mayoría de los clubes participantesen las competiciones de Primera y Segunda División", señala la LNFS, que.agrega que "sigue defendiendo los intereses de sus clubes" y que ha solicitado amparo al CSD y su intervención para evitar que los derechos de los clubes resulten dañados, no sólo por una cuestión económica, sino por la propia salud de los jugadores acuciada por la pandemia de la COVID-19 y sus actuales rebrotes en todo el territorio español".

Los clubes han solicitado retrasar el inicio de la competición al 26 de septiembre "para favorecer la vuelta a la actividad competitiva de manera progresiva, a través de un período preparatorio adecuado tras el parón de las competiciones y el confinamiento sufrido por la COVID-19, para tratar de evitar el riesgo de lesiones". El calendario aprobado por la RFEF plantea la disputa de 19 jornadas de Liga hasta finales de diciembre, lo que los clubes consideran "poco recomendable asumir tres partidos con sus respectivos viajes en un ciclo de tan solo siete días, lo que atenta contra el período mínimo de 72 horas entre competiciones de forma continuada".

"Los clubes son los protagonistas de una temporada donde asumen todos los riesgos a nivel deportivo y económico y son los encargados de velar por la salud y el bienestar económico de los jugadores, factor que no ha tenido en cuenta la RFEF a la hora de aprobar el calendario", abunda
la LNFS. que entiende que "tampoco se ha valorado el aspecto social y económico ya que comenzar la liga regular el 5 de septiembre, como ha aprobado la RFEF, supone, según la normativa vigente a día de hoy, hacerlo con un aforo limitado, lo que afecta a la viabilidad económica de los clubes que verían mermados sus ingresos en una media de un 30% en concepto de abonos y taquillajes. Además los socios y aficionados se verían perjudicados, al no poder disfrutar de la temporada íntegra".

"En Segunda División tampoco ha sido estimada ninguna petición propuesta por 9 de los 13 clubes que han conformado la categoría de plata esta temporada, y comenzará la competición el 19 de septiembre", añade la LNFS. Por último, en el aspecto internacional, respecto al calendario FIFA, la LNFS considera que "la RFEF mantiene las seis concentraciones de las selecciones internacionales, que abarcan 54 días de los 242 habilitados para la disputa de todas las competiciones, lo que supone que los jugadores internacionales de los clubes asociados de la LNFS estarán el 22,31% del tiempo de la temporada regular con sus respectivas selecciones y sin que los clubes perciban por ello ninguna compensación económica".