FÚTBOL SALA

Jaén, Peñíscola y Burela han pedido salir de la LNFS

Tres equipos de Primera y tres de Segunda han mandado un escrito a la Liga Nacional de Fútbol Sala, que el próximo martes celebra su Asamblea.

Jaén, Peñíscola y Burela han pedido salir de la LNFS

Seis equipos pertenecientes a la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), que engloba a los clubes de la Primera y Segunda (unos 30 en total), han pedido salir de la asociación en los últimos días. Las entidades han mandado un escrito a la LNFS en la que han anunciado su renuncia, en lo que parece otro capítulo de la confrontación entre la Federación de Fútbol que preside Luis Rubiales y la asociación que gestiona Javier Lozano. Aunque algunos no lo han hecho oficial, serían tres de Primera (Jaén Paraíso, Servigroup Peñíscola y Burela Pescados Rubén) y tres de Segunda (Mengíbar, Soliss Talavera y Alzira), de los 30 que forman las dos principales categorías.

En el caso de Jaén, Peñíscola, Burela, Mengíbar y Talavera, ya formaban parte de la subcomisión creada desde la RFEF cuando anunció que tomaba el control de las competiciones, que había sido competencia de la LNFS desde hacía 30 años. Un conflicto que arrancó por la falta de convenio entre los dos entes y que tiene de fondo la explotación de los derechos audiovisuales, que la LNFS tiene acordado con LaLiga para su retransmisión por GOL y LaLigaSports, como ha ocurrido en el reciente playoff de Liga, hasta 2023.

Inevitablemente, su salida parece que será uno de los temas a tratar en la próxima asamblea de la LNFS prevista para el martes 7 de julio. Si bien hay clubes que no han anunciado de forma oficial su intención de abandonar la asociación, otros como el Burela, Talavera o Mengíbar sí han hecho comunicados en el que explican, entre otros motivos, la intención de "recuperar la explotación de sus derechos televisivos" al margen de lo que negoció la LNFS cuando ellos aún formaban parte, así como ir de la mano de la RFEF, que ahora cuenta con las competencias organizativas.