NFL

Ryan Anderson: “Si puedo recordar el nombre de mis nietos será que no jugué a tope”

El jugador de los Redskins reabre el debate sobre la dureza del fútbol americano y en la competición tildan sus palabras como propias de "un loco".

Ryan Anderson: “Si puedo recordar el nombre de mis nietos será que no jugué a tope”

El fútbol americano no es un deporte para 'nenazas'. Aunque la expresión suene un poco machista cobra sentido al oír las palabras de un de sus jugadores, Ryan Anderson (Washington Redskins), que ha incendiado las redes sociales con sus declaraciones: "Si puedo recordar el nombre de mis nietos será que no jugué a tope".

Así explicaba Anderson por qué juega con tanta dureza como exhibe. La frase la recogía Garrett Hudson a través del Podcast sobre su equipo, los Redskins. Las palabras de Anderson no han dejado indiferente a nadie. Le toman por loco por justificar la posibilidad de acabar 'sonado' por la dureza del fútbol americano.

Todo, sobre todo, cuando el deporte más popular de Estados Unidos, acumula un largo historial de golpes y lesiones. "Es un loco", ha sido la reacción general al comentario inquietante del jugador de la NFL, de 25 años, sobre las lesiones en la cabeza.

El podcast Redskins Brawl estaba discutiendo sobre Anderson después de salir a la luz noticias recientes que sugerían que otros equipos estaban interesados en firmar al apoyador. Fue en ese momento que el exjugador Garrett Hudson le preguntó sobre cuanto estaba dispuesto Anderson a poner su cuerpo en la línea, con la polémica frase como respuesta.

Las palabras de Ryan Anderson contrastan con la decisión del exjugador Tiki Barber que se retiró con 30 años porque dijo que no estaba dispuesto a seguir pagando el peaje físico de un deporte tan duro como el fútbol americano, decisión por la que fue muy criticado incluso por los comentaristas más famosos de este deporte.