AJEDREZ

Dubov vence en el Lindores Abbey por sólo 18 segundos

El ruso remontó la final ante Nakamura y ganó en el desempate relámpago con blancas. Los 45.000 euros del premio, para el ayudante de Carlsen

El ruso Daniil Dubov, campeón mundial de rápidas en 2018, se alzó con la victoria en el torneo Lindores Abbey por internet al derrotar en el vertiginoso Armagedon del desempate
al estadounidense Hikaru Nakamura, un consumado especialista en esta modalidad.

El lunes, Nakamura había ganado el primer encuentro de la final; el martes Dubov se adjudicó el segundo (todos al mejor de 4 partidas y a ritmo de 15 minutos por bando con 10 segundos de incremento por jugada);la victoria final tuvo que dilucidarse en un tercer encuentro, que a su vez se ha tenido que resolver en el desempate. Al cabo de tres días de intensa competición, Dubov ha logrado, finalmente, vengar a su patrón, el campeón mundial Magnus Carlsen, que había caído en semifinales al perder el Armagedon contra Nakamura.

La primera partida, cuyo desenlace había marcado el destino de los dos encuentros anteriores, no resolvió nada esta vez y se firmó el empate en 25 movimientos después de solo 9 minutos.Las dos siguientes, sin embargo, registraron batallas encarnizadas. En la variante Dragón acelerado de la Siciliana Dubov ganó la segunda. Nakamura intentó aplicar su táctica de "jugar plano" a toda velocidad, que tan buenos réditos le dio en el primer encuentro, pero no acertó
a escoger el rumbo adecuado en la encrucijada; Dubov  y su rival tuvo que meditar su respuesta
durante cinco minutos, atisbando la tormenta que se le venía encima. En efecto, el ruso fue mejorando su posición y las blancas tuvieron que rendirse en la jugada 44.

Nakamura necesitaba restablecer su jerarquía de número uno mundial en partidas relámpago y su reacción fue inmediata. El estadounidense logró un peón libre
en la columna A y liquidó la contienda tras coronar dama. El encuentro estaba empatado antes de la cuarta y última partid. Nakamura, con blancas, prefirió posiciones sólidas para amarrar, al menos, las tablas, confiando en su acreditada maestría en el ajedrez relámpago. Dubov
presionó pero hubo de aceptar las tablas después de 39 movimientos en una final de alfiles de distinto color y cinco peones por bando.

El título, los 45.000 dólares reservados al ganador del torneo y la clasificación directa para la gran final del Magnus Carlsen World Tour se iban a decidió en el Armagedon: 4 minutos para las negras y 5 para las blancas, pero éstas están obligadas a ganar. Nakamura, por sorteo, eligió negras, como casi todos, pero esta vez su adversario fue mejor. En apenas 12 jugadas el estadounidense colapsó. Su posición estaba perdida y, al no haber incremento de segundos por
jugada en esta modalidad, su única esperanza era ganar por tiempo, pero el ruso demostró su maestría y le obligó a rendirse cuando le quedaban 18 segundos en el reloj.

El Magnus Carlsen World Tour regresará el 20 de junio con el Online Chess Masters, que se prolongará hasta el 5 de julio. Del 21 de julio al 5 de agosto se jugará el cuarto y último (Leyendas del Ajedrez), antes de la gran final, del discurrirá entre el 9 y el 20 de agosto