39ª COPA DEL REY MAPFRE

La Copa solo se celebrará si hay garantías sanitarias

El Comité organizador mantiene las fechas del 1 al 8 de agosto mientras se estudian todos los escenarios posibles. Si se puede competir sería bajo estrictas medidas de seguridad.

La Copa solo se celebrará si hay garantías sanitarias

La 39ª edición de la Copa del Rey Mapfre sigue manteniendo sus fechas de celebración del 1 al 8 de agosto próximos en los campos de regatas del Real Club Náutico de Palma aunque el presidente del club y del Comité Organizador, Emerico Fuster, ya ha avanzado que, "solo se celebrará si hay garantías sanitarias".

Aunque no se espera alcanzar las cifras de la pasada edición con 132 embarcaciones de 126 naciones con 1.500 regatistas, Fuster reclama prudencia porque "si las embarcaciones pudiesen navegar lo harían bajo estrictas medidas de seguridad".

"En los días de regata pasan cada día unas 3.000 persona por el Club Náutico de Palma. Esto nos creará un gran problema sanitario porque son cifras que ponen la piel de gallina", admite.

La próxima semana el Comité Organizador de la Copa tiene que poner una fecha tope para tomar una decisión. El evento nunca se ha suspendido en sus 38 ediciones y Fuster afirma que, "todavía soy optimista. Pediré a la Federación Española de Vela y al Consejo Superior de Deportes que nos digan de que manera se puede celebrar y si es viable mantenerla en el calendario internacional de regatas".

El presidente ha dicho que también se reunirá con la dirección de la empresa Mapfre, patrocinadora de la regata, para conocer sus sensaciones e impresiones ante la compleja situación sanitaria que se vive en estos momentos en el país.

Aunque remarca que la situación planteada por la pandemia del COVID-19 es complicada, no oculta sus "ganas de que pueda celebrarse en las fechas previstas".

"Hablé con Mapfre hace casi un mes"  -continúa- "y tanto ellos como yo estábamos dispuestos a que la competición se celebrase. Ahora prima la cautela porque todo es un 'puzzle' de difícil situación en el que intervienen diversos factores que afectan a la regata, como los viajes por avión, el alojamiento hotelero o la restauración".

En todo caso, si la Copa del Rey Mapfre se celebra en agosto, "será muy distinta a todo lo que hemos conocido. La verdad es que ni siquiera me la puedo imaginar", ha reconocido.

Mientras, el Real Club Náutico de Palma volvió a la actividad el pasado lunes día 11 con la entrada en vigor de la Fase 1 de desescalada en la isla. Ya se permite el acceso a las embarcaciones y a la navegación deportiva siempre cumpliendo con la normativa de la Autoridad Portuaria y manteniendo un estricto control en cuanto a entradas y salidas en muelle. Los barcos no se pueden alejar más allá de 12 millas (22 km) del puerto y tienen que navegar en el mismo municipio.

A bordo de los marcos no podrán haber más que el 50% de las personas que tenga autorizadas en su certificado de navegación, salvo que convivan en el mismo domicilio. En todos los caso, no podrán ir más de diez tripulantes.