BALONMANO

Noruega pone en duda que se juegue el Europeo femenino

El país nórdico avisa que a 200 días del campeonato no está asegurado que se pueda disputar del 3 al 20 de diciembre de este año

Nora Mork, estrella noruega

El ligero optimismo que se vive en los últimos días con la rebaja notable del número de fallecidos diarios por la pandemia invita a soñar con un final cercano de la paralización deportiva, y de hecho esta misma semana el seleccionador Carlos Viver comentaba su planificación con las Guerreras, con el Europeo antes que el Preolimpico y los Juegos Olímpicos. Y, sin embargo, hoy mismo desde Noruega se echa un freno a tanta alegría y pone en duda que se pueda jugar,

El Europeo femenino está previsto del 3 al 20 de diciembre, entre Noruega y Dinamarca, con 26 partidos en el país noruego, y 21 en el danés. Pero cuando restan poco más de 200 días para que arranque el torneo, desde Noruega señalan que en el país hasta el día 15 de septiembre sólo se permiten espectáculos deportivos con 200 espectadores, y a partir de esa fecha un máximo de 500.

Los partidos en Noruega están programados que se disputen en Trondheim, Stavanger y Olso, en canchas para 7.500 o más espectadores por partido. Con un billetaje de 500, si no se cambia la norma noruega, serían imposibles llevar a cabo los partidos, primero desde un punto de vista económico, y segundo por la imposibilidad de seleccionar a los espectadores en un país que se vuelca con la selección femenina de balonmano, un orgullo para el país,

La EHF ya tiene la información, y si bien de momento el silencio es la noticia, no se descarta que se empiecen a valorar otras soluciones en las próximas semanas,