BÁDMINTON

Carolina Marín pronostica 18 medallas para Tokio

La onubense, que aspira a "salir más fuerte de este periodo", alabó a deportistas con los que comparte entrenamientos en el CAR.

Carolina Marín pronostica 18 medallas para Tokio
Peter Cziborra REUTERS

La campeona olímpica de bádminton en Río 2016, Carolina Marín, confía en aprovechar las vivencias duras de estos meses de confinamiento para "salir más fuerte" y trasladarlas a la pista rumbo a los Juegos de Tokio, para los que se postuló como una de las medallas del equipo español.

"En estos dos meses he vivido situaciones emocionalmente que en mi vida he vivido. En sesiones que tenido con mi psicóloga hemos tratado de ver qué podíamos sacar de todas esas vivencias para poderlas transitara la pista y que me hagan sentir más fuerte. Han sido dos meses muy duros, pero más fuerte salgo de ésta", dijo.

En declaraciones difundidas por LaLigaSportsEnCasa, Marín y su entrenador,Fernando Rivas, comentaron cómo han trabajado en la preparación de la onubense, que admitió que desde los ocho años nunca ha pasado tanto tiempo en casa, con su madre, y sin tener contacto con la raqueta y el volante.

"Prefiero no pensarlo para no agobiarme. Las dos primeras semanas parecía que estaba viviendo como en una película, porque todavía no me lo acababa de creer. Tuve la suerte de poder venir a Huelva y estoy en casa haciendo los entrenamientos como se puede, ni raqueta ni volante,y principalmente con ganas de volver a la rutina diaria y estar doce horas en un pabellón", señaló.

Preguntada por las previsiones de resultados de España en Tokio, Marín pronosticó un total de 18 de medallas entre las que incluyó como "seguras" una en kárate para Sandra Sánchez, alguien que entrena en elpiso de arriba de donde lo hace ella en el CAR de Madrid, y a quien definió como "muy trabajadora y luchadora".

"Tendremos una en tenis, en piragüismo y también aseguraría la mía", afirmó la andaluza, que además de entrenar y ver series en este periodo de confinamiento se ha marcado alguna sevillana con su madre y dedica tiempo a la lectura de libros como "Número Uno", un regalo de su entrenador con "secretos para ser el mejor en lo que nos propongamos".

Rivas, que tiene en previsión leer un texto sobre "el desarrollo del talento con inteligencia", cree que el confinamiento ha permitido a Carolina descansar un periodo seguido de tres semanas, algo que no hacía desde hace once años, y que sus vivencias son una lección para "vivir el presente", valorar lo que "echamos de menos y la importancia de la salud, que es nuestros tesoro más preciado".

"Tenemos muchas reuniones planificando preparación física y mental de como trasladar esa situación de tantas emociones tremendas y negativas a la hora de competir. Carolina es Carolina dentro y fuera de la pista y hay situaciones que evocan emociones muy similares. Cómo las resuelveante la vida le va a servir. Estoy convencido de que va a haber una nueva Carolina porque lo que ha resuelto es mucho más difícil que cualquier situación de juego que se le pueda presentar", aseguró.

No obstante, Rivas recordó que la Federación Mundial de Bádminton todavía no se ha manifestado sobre el calendario y el proceso de clasificación para Tokio y recordó que el equipo de China se trasladó a Inglaterra cuando empezó el problema sanitario en su país y después regresó cuando éste se extendió a Europa.

"Hay países que se han parado y otros que no. Todavía nuestra federación mundial no se ha manifestado, no sabemos cómo va a ser el calendario ni el proceso de clasificación, porque se ha congelado el ranking mundial a un mes y una semana del final del proceso clasificatorio. Carolina se pone la 6 del mundo pero tenía opciones de ponerse la 4, y de uno a otro puesto hay una diferencia importante en los cruces de los Juegos", avisó.