NATACIÓN

Pablo Fernández, por un récord contra el coronavirus

El miércoles intentará entrar por tercera vez en el Guinness nadando 25 horas seguidas tras haberse recuperado de la enfermedad

Pablo Fernández, por un
récord contra el coronavirus

Tras superar la COVID-19, el nadador y emprendedor tecnológico español, Pablo Fernández, nadará 25 horas seguidas para intentar lograr su tercer Récord Guinness solidario con el objetivo recaudar fondos en la lucha contra el Coronavirus. Este reto supone para Pablo una satisfacción personal muy importante más allá de lo deportivo, ya que recientemente ha superado la enfermedad. Siendo consciente del impacto sanitario y económico de esta pandemia, destinará toda la recaudación al Plan Cruz Roja RESPONDE, uniéndose a otros deportistas de élite, y que pretende ayudar a los colectivos más vulnerables y beneficiando a más de 1.350.000 personas con un presupuesto de 11 millones de euros

Dadas las circunstancias el reto se realizará en una piscina contracorriente para cumplir con la actual situación de confinamiento, en concreto una piscina Endless de la empresa catalana Technojetswim.

Pablo Fernández es un emprendedor e inversor tecnológico y cofundador y CEO de la startup española de éxito Clicars.com y, además, nadador de aguas abiertas con varios récord mundiales (incluido el Récord Guinness de los 100 kilómetros más rápidos de la historia en el Océano). Lo destacable de todos los retos de Pablo es que siempre tienen un trasfondo solidario. 

Con una retransmisión en directo por YouTube e Instagram el reto será grabado en su integridad por diferentes cámaras, para garantizar el cumplimiento de las estrictas reglas de la Asociación Mundial de natación en Aguas Abiertas (WOWSA) y Guinness World Records.

“Este reto es una batalla psicológica y mental, 25 horas nadando contra corriente, sin sentir que avanzas, pero sin poder parar durante el día, la noche.... Aparecerán momentos duros en los que querré seguro tirar la toalla, especialmente al no estar al ciento por ciento de forma física, pero el haber superado la enfermedad y, sobre todo, el ejemplo que nos han dado el personal sanitario, cuerpos de seguridad, así como los millones de trabajadores en sectores esenciales que se han dejado la piel y en algunos casos la vida por todos los demás, será el motor que compensará cualquier debilidad que aparezca durante esas horas”, asegura Pablo Fernández.