AJEDREZ

Carlsen pasa de un nuevo bochorno a auparse al liderato

Con 13 puntos, el noruego domina actualmente la tabla, seguido del estadounidense Hikaru Nakamura y el chino Ding Liren, con 11.

0
Carlsen pasa de un nuevo bochorno a auparse al liderato
Chess 24

El noruego Magnus Carlsen recuperó el liderato en el torneo por internet que lleva su nombre al vencer en el desempate al ruso Ian Nepomniachtchi, pero antes tuvo que experimentar el bochorno de perder la primera partida en apenas siete jugadas. Llovía sobre mojado, porque el campeón mundial venía de sufrir una derrota en la ronda anterior frente al penúltimo clasificado, el holandés Anish Giri, pero al final de la jornada Carlsen recuperó la sonrisa y el liderato.

Con 13 puntos domina la tabla, seguido del estadounidense Hikaru Nakamura y el chino Ding Liren, con 11. El estadounidense Fabiano Caruana es cuarto con 10; Nepomniachtchi y el iraní Alireza Firouzja con 6; el francés Maxime Vachier-Lagrave con 5 y cierra Giri con 4. El torneo se disputa a siete rondas, todos contra todos entre los ocho contendientes, mediante encuentros a cuatro partidas de 15 minutos por jugador (más 10 segundos de incremento por movimiento), en una primera fase que selecciona a los cuatro semifinalistas.

Carlsen regresaba al sillón de su casa frente al ordenador después de un amargo día de descanso tras su inopinada derrota ante Giri, y necesitaba restaurar su prestigio de campeón mundial. Enfrente tenía a Nepo, un jugador peligroso -líder del Torneo de Candidatos hasta su suspensión- pero en baja forma por internet. Sin embargo, Carlsen no pudo tener peor comienzo. En plena apertura de la primera partida, probablemente trastocando el orden de jugadas que tenía previsto, entregó un peón, sacrificó una pieza y en la séptima jugada estaba muerto, y eso con blancas. Sus propios gestos denotaban el increíble fallo del número uno mundial. Abandonó en 28 jugadas.

En la segunda el campeón mundial jugó con negras al ataque, abriendo la posición. Conjuró todos los peligros y cuando había alcanzado una posición muy favorable, con dos peones de ventaja, omitió un jaque continuo de las blancas que abocaban a las tablas. Nuevo motivo de indignación para el noruego. Sólo en la tercera partida Carlsen recuperó su empaque de campeón mundial. En un sistema Londres, fue ganando espacio, poniendo a las negras contra las cuerdas hasta forzar su rendición en 56 movimientos, en el más puro estilo Carlsen.

Nepo tenía la iniciativa de las blancas en la cuarta partida, una siciliana que salió de la apertura igualada. El ruso copió el estilo sólido del noruego, presionando sobre el enroque negro con dama, peón en quinta progresando por la columna H y un alfil en fianchetto controlando la diagonal negra. Pero Carlsen se defendió con acierto y se firmaron tablas en 42 movimientos. El encuentro se iba a resolver en un Armagedón: cinco minutos para las blancas y cuatro para las negras, pero a éstas les basta el empate. Carlsen pudo elegir, por sorteo, y prefirió las blancas, a diferencia de los otros que se han visto en la misma tesitura.

En una partida vertiginosa que empezó con otro sistema Londres, Carlsen llegó a un final con caballo y peón contra el alfil solitario negro y logró interponer su equino para que coronara el infante. Los dos puntos aupaban al noruego otra vez al liderato. El otro encuentro enfrentaba a los colistas, Giri y Firouzja, jugándose la honrilla de no terminar el último. Ambos habían resucitado en la ronda anterior. Giri había batido nada menos que al campeón del mundo, y Firouzja a Vachier-Lagrave, el otro líder del torneo de Candidatos junto con Nepo.

Firouzja ganó el primer juego sin problemas pero en el segundo, no solo dejó escapar una posición ganadora, sino que se vio obligado a abandonar por errores propios. Lo mismo que le sucedió a Giri en la tercera partida: en una posición ventajosa se dejó atrapar en una red de mate y tuvo que rendirse. Giri tenía las blancas para intentar una victoria que llevara el encuentro al desempate pero Firouzja empató sin agobios, endosando el puesto de colista al holandés. Este miércoles se completa la sexta ronda con los enfrentamientos Nakamura-Ding y Caruana-Vachier-Lagrave.