VOLEIBOL

El voleibol español diseña cambios radicales en sus ligas

La Federación Española ha presentado un ERTE para salir adelante, cambia el calendario de playa y plantea unas ligas nacionales amplias

El voleibol español diseña cambios radicales en sus ligas

La Federación Española no confía en que el CSD le soluciones con "un Decreto Ley" los problemas a los que se está enfrentando en este momento "porque las competencias delegadas son de las federaciones y lo lógico es que seamos nosotros los que encontremos las soluciones", comenta el presidente Agustín Martín, que en este momento asegura que plantean "más de una decena de escenarios posibles", que van desde dar la temporada "por no disputada" y repetirla la próxima campaña "o el diseño de unas competiciones diferentes para la Liga 2020-21 en la que ningún equipo se vea perjudicado" en el voleibol del élite.

El diseño para las ligas de élite masculina y femenina pasa por, sin descensos, ascender a los equipos con opciones matemáticas de estar en la cima, "lo que podría llevar a tener unas ligas exageradas con 18 o 20 equipos en una temporada excepcional por la situación desde que se llega", un año de transición, "aunque habría que ver si todos los equipos con opciones de estar en liza pueden afrontar esa competición ante la posible crisis económica que se avecina".

El Circuito del vóley playa se cae, aunque la Federación espera que sólo sea "se tambalea", porque hay hay dos pruebas suspendidas (Ayamonte destinará el presupuesto previsto a luchar contra el coronavirus) y "aún se podría cambiar la temporada pasando los torneos a los meses de septiembre e incluso octubre, "porque hay otras ciudades que también podrían estar interesadas en el Madison en esas fechas".

Por ahora la Federación Española aplaza el nombramiento del seleccionador masculino, un ahorro de casi nueve o diez meses en un momento en que ha presentado un ERTE para todos sus empleados .