GRAND NATIONAL

Un Grand National simulado por ordenador, con TV y apuestas

La carrera de obstáculos a caballo, símbolo de la cultura británica, tendrá un curioso evento sustituto. Tiger Roll, el caballo que aspiraba a hacer historia, esperará a 2021.

Un Grand National simulado por ordenador, con TV y apuestas
Jason Cairnduff Reuters

El coronavirus impedirá que este sábado se celebre en el Hipódromo de Aintree, cerca de Liverpool, uno de los símbolos del deporte y la cultura británica, el Grand National, la carrera de obstáculos a caballo. Una cita que sólo se había cancelado desde su primera prueba oficial en 1839 por la Primera y Segunda Guerra Mundial, aunque también cuenta con anécdotas como la de 1993, prueba que quedó desierta por una salida nula, no se repitió y fue bautizada como la 'carrera que nunca sucedió'.

 Para este 2020, todo el interés recaía en Tiger Roll, un pura sangre irlandés de 10 años que aspiraba a ser el primer caballo en la historia en ganar tres veces la carrera de manera consecutiva tras sus triunfos en 2018 y 2019. Sólo Red Rum ha conquistado la prueba tres veces, pero no consecutivas (1973, 1974 y 1977). El preparador de Tiger Roll, Gordon Elliott, tiene la esperanza de que pueda optar a ello en 2021 ya que "no tiene muchas millas acumuladas" y van a hacer todo lo posible para llegar.

Sin embargo, sí se televisará el Grand National este sábado en ITV, cadena que tiene los derechos de la carrera desde 2017. A la misma hora que debía estar disputándose en el hipódromo, retransmitirá una simulación hecha por ordenador que se lleva realizando los últimos tres años con gran porcentaje de acierto (su ganador siempre quedó entre los tres primeros en la realidad). Hasta las casas de juego admitirán apuestas sobre esta simulación que tiene en cuenta todo tipo de datos (forma del animal, climatología, estado de la pista...), aunque el beneficio que logren será donado a caridad.