HÍPICA

Gaviño: "Salí de casa zumbando para mantener al caballo"

En este tiempo de alarma los caballos olímpicos necesitan entrenarse, "porque en muy poco tiempo pierden el tono muscular" dice el jienet sevillano

Paco Gaviño en su finca.

"Cuando oí que España iba a entrar en estado de alarma, salí de Sevilla zumbando y me fuí a un pueblo (Fuentes de Andalucia) donde tenemos una finca pequeña acondicionada para dedicarme a preparar a mi caballo", cuenta Paco Gaviño, uno de los españoles clasificados para los Juegos Olímpicos en el equipo de hípica (él en concurso completo). La realidad es que hasta ahora se ha hablado de la condición fisica de los deportistas, pero siempre se ha olvidado a otros seis deportistas con plaza olímpica: los cuatro catallos del concurso de doma, el de saltos y el concurso completo.

"Es que un caballo si no se le entrena y se le deja en el establo pierde muy pronto el tono muscular, y recuperarle cuesta miucho tiempo", comenta el sevillano, el más joven del equipo de hípica, que se ha recluido con el caballo ("tengo de todo en casa")  y que no pierda este tiempo de cara a los Juegos "porque al principio tampoco se sabía cuándo se iban a disputar".

Si bien es cierto que el negocio de la compra y venta de caballos de élite se ha paralizado en el mundo, porque el mercado está cerrado y el transporte de animales vivos que no sean para el consumo aún más, incluso el negocio de las carreras ha bajado la cancela en la mayor parte de los países occidentales (el Hipódromo de la Zarzuela cerró esta semana y el Gran Ptemio de Saltos de Madrid retrasa su concurso de mayo), los jinetes olímpicos están tratando de que los binomios mantengan la forma

La Federación Española intenta que sus deportistas puedan aplicar los beneficios del Real Decreto, pero con limitaciones en algunos casos. Gaviño señala que él de las tres especialidades de su prueba está "limitadoa preparar en condiciones sólo dos". La mayoría de los internacionales españoles tiene la fortuna de contar con cuadras e instalaciones propias (Eduardo Álvarez Aznar en Aranjuez y Juan Antonio Jiménez en Torrejón), dos más están en el extranjero y no tan limitados (Severo Jurado en Dinamarca y Borja Carrasco en Alemania), la amazona Beatriz Ferrer.Salat se mantiene en recuperación propia en su finca, y Claudio Castilla (doma), que se entrena en el club Somosaguas de Madrid, es posiblementre el que más inconvenientes se está encontrando.