DOPAJE

Rusia suspende sus controles antidopaje por el coronavirus

La RUSADA, agencia antidopaje rusa, recibió una sanción de la AMA de cuatro años que excluye al país de las grandes competiciones cuatro años.

Rusia suspende sus controles antidopaje por el coronavirus

El director general de la Agencia Antidopaje de Rusia (RUSADA), Yuri Ganus, anunció en la web de la institución la suspensión de los controles antidopaje por la pandemia de coronavirus: “En la RUSADA observamos el férreo régimen dispuesto por las autoridades de la Federación Rusa, y en este preciso momento cancelamos la realización de test para resultar consecuentes con las decisiones de nuestro Gobierno. Os informaremos de su reanudación”.

El presidente ruso, Vladímir Putin, dictaminó como no laborables los días entre el 30 de marzo y el 3 de abril con el fin de ralentizar la propagación del virus. Ganus indicó que la RUSADA continuará con “seguimiento antidopaje y proporcionará información y formación en un nuevo formato a distancia, pero sin analíticas efectuadas de manera presencial”. Al tratarse del país en el que comenzó la crisis sanitaria, China se convirtió en el primero en comunicar que no iba a practicar controles durante la epidemia. En esa misma línea se posicionaron recientemente Gran Bretaña y España: “La salud pública es lo primordial”.

La ausencia temporal de análisis en Rusia se une a la apelación presentada ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para revocar la sanción de cuatro años impuesta por la Agencia Mundial Antidopaje tras el escándalo de dopaje de Estado. El Comité Ejecutivo de la AMA respaldó, el 9 de diciembre de 2019 y con “total unanimidad”, la recomendación del Comité Independiente de Revisión del Cumplimiento de declarar a la RUSADA como “no conforme” con el Código e imponer un castigo de cuatro años.

La pena implica la exclusión de Rusia de la participación y organización de acontecimientos deportivos en ese lapso, incluidos los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio en 2021 y los de Invierno de Pekín 2022, y los Mundiales gestionados por los signatarios del Código, como el de fútbol de 2022 en Qatar. Los atletas rusos sólo competirán en grandes campeonatos, y como neutrales, si logran demostrar que no se encuentran involucrados en ningún caso de dopaje.

El fallo del TAS se esperaba para finales de abril o principios de mayo, después de una audiencia a puerta cerrada, porque no se produjo acuerdo entre las partes para la que vista fuera pública (Rusia se negó). Los rusos ganan tiempo para preparar el litigio debido a la ralentización de los procedimientos en el TAS y el aplazamiento de los Juegos a 2021, pero con más atrasos se arriesgan a que la resolución les haga perderse también París 2024, ya que "la sanción entrará en vigor inmediatamente después del laudo", en palabras de Yuri Ganus.