TOKIO 2020

Una generación sin broche

El verano en Tokio estaba marcado, por edad, para el adiós olímpico de Pau y Marc Gasol, Nadal, Mireia, Lydia, Craviotto, Gómez Noya... ¿Qué harán en 2021 o 2022?

Una generación sin broche

La presión sobre el Comité Olímpico Internacional ha puesto al organismo en la tesitura, que cada vez cobra más cuerpo, de aplazar los Juegos de Tokio, programados del 24 de julio al 9 de agosto. Tres son las opciones: otoño de este año, 2021 o 2022. Hoy martes quedarían cuatro meses para la inauguración, pero en cuatro semanas el COI debe decidir qué hace. Los protagonistas, los deportistas que viven encerrados sin poder entrenarse, ven cada día más lógico resetear y pensar en 2021 o 2022. Australia y Canadá ya han anunciado un boicot en 2020. Para España, Tokio 2020 iba a significar el probable último baile de su generación dorada. La de Rafa Nadal, Pau Gasol, Javi Gómez Noya, Lydia Valentín, Saúl Craviotto, Alejandro Valverde… ¿Qué será de ellos con 12 o 24 meses más en sus cuerpos?

García Bragado debería disputar los últimos 50 km marcha de la historia del olimpismo (salen del programa) y cerrar con 50 años su carrera en sus octavos Juegos, desempatando con Merlene Ottey como el atleta con más participaciones. Pero estos días, Chuso mira al mar desde su piso de Barcelona y tiene su cabeza en otras cosas. Montse Pastor, su pareja y entrenadora, está "pachucha". El bicho del Covid-19 les obligó a pasar por urgencias, y prepararse es lo de menos, además de imposible. La cinta para marchar que iban a hacerle llegar del gimnasio GoFit de Vallehermoso no ha podido salir. Tampoco la del CAR de San Cugat.

Alternativas

"La única alternativa es que aplacen los Juegos", dice, aunque le duela, García Bragado. "Egoístamente, sería mejor para todos 2020, pero estamos en medio de una guerra sanitaria", advierte a sabiendas de que quizá él no llegue. "Lo único en lo que pienso ahora es en que esto acabe lo antes posible, y no creo que los aplacen a 2021 porque nunca ha habido Juegos en años impares y 2022 aparece más despejado con el Mundial de fútbol en noviembre", apunta.

"Y, claro, habrá quien se plantee no seguir en 2022. Pau Gasol es un caso un poco similar al mío, las lesiones pasan factura y aguantar dos años más en una situación de gran desgaste articular es muy difícil. Pero en el deporte de competición hay que saber que un día llega el final, y que Gasol y Nadal no son eternos", reflexiona como portavoz de los veteranos.

Precisamente Pau, uno de los estandartes del deporte español en la últimas dos décadas, tenía marcado Tokio como su última gran aparición con la familia de la Selección. El pívot se recupera de una grave lesión ósea en su pie izquierdo y reconoció a 'El País que con el largo proceso de recuperación "es inevitable pensar en la retirada". Lleva meses haciendo todo lo posible para estar a las órdenes de Sergio Scariolo en verano, y ahora un retraso al otoño podría jugar a su favor (o no, si está recuperado y la NBA rueda por entonces). Pero el horizonte de un año más quizá sea demasiado para él, que ya mira hacia otras metas, como la de formar parte de la Comisión de Deportistas del COI, una elección que debe tener lugar en Tokio durante los Juegos.

"Ante la gravedad, el deporte pasa a un segundo plano", cuenta el triatleta Gómez Noya mientras anima a quedarse en casa y se machaca con el rodillo sin querer entrar en unas cábalas que son imposibles. Mañana cumple 37 años, y toda su preparación de este curso estaba enfocada milimétricamente a llegar a tope a julio.

Saúl Craviotto, con cuatro medallas y seguro abanderado, tiene clara una cosa desde su casa de Gijón, donde intenta mantener la forma con un érgómetro (simulador de piragua) instalado en su terraza: "El tiempo juega en mi contra". Pero a la vez, anuncia que aunque el COI traslade la cita a 2021, él seguirá en activo. "Tengo 35 años, no 25. Y la posibilidad de aguantar hasta París 2024 es muy baja, sin querer anunciar con ello mi retirada. Si son el año próximo me dejaré el alma para portar la bandera de mi país. Es lo único que puedo hacer. Y lo que salga de allí, dedicárselo a las víctima", anuncia.

"Es complicado que aguante mucho. Dos años más suponen dos veranos y dos inviernos de sufrimiento en la piragua y muchos kilómetros. Cuando tienes una planificación en la cabeza respecto a una fecha, se te viene todo abajo. Pero ahora mismo no pienso en eso, sino en animar a la gente para que se quede en casa. Si no voy a los Juegos, pues ya está", relata Craviotto, el mascarón de proa de un piragüismo que no falta a la cita con el podio desde Atenas 2004.

Equipos

En deportes de equipo, España se va a presentar como una potencia en Tokio, con diez selecciones confirmadas a falta de las Guerreras del balonmano, que vieron pospuesto el Preolímpico de Lliria la semana pasada. Y hay grandes posibilidades de triunfo en baloncesto, balonmano, hockey y waterpolo. Pero sea cuando sea Tokio, puede no dar lo mismo. Sobre todo en el caso de los Hispanos. "Si se posponen los Juegos, no sé lo que haré, habría que valorar muchas cosas", reconoció hace unos días el gran capitán, Raúl Entrerríos, que con 39 años tenía previsto colgar la camiseta del Barça en una liga Asobal que no se sabe si acabará y, después, la de la Selección en la cita Japón. Es campeón del mundo, de Europa y fue bronce olímpico en Pekín 2008. El oro figuraba al final del camino como el broche perfecto. Ahora, todo son incógnitas.

Ellos son buena parte de la gente que ha dado a España 25 medallas olímpicas desde Pekín 2008, que ha levantado dos Mundiales de baloncesto, otros dos de balonmano, cinco de triatlón, uno de ciclismo, números uno de sus deportes… Una generación dorada que para muchos presentaba fecha de caducidad en el verano del 2020.

Por los resultados del año preolímpico, las previsiones de Comité Olímpico Español y del Consejo Superior de Deportes apuntaban a unas 20 medallas en el caluroso verano nipón, superando las 17 de Río 2016 y acercándose al techo de 22 de Barcelona 1992, sobre todo por la pujanza de los equipos. Unos Juegos que deben significar un cambio de ciclo para el deporte español. El maldito coronavirus lo ha desbaratado todo. Está por ver qué pasará dentro de un año o de dos, si el COI se decide por esas alternativas.

LOS VETERANOS DE ESPAÑA EN TOKIO

Deportista y edad

Chuso García Bragado     Atletismo       50
Pau Gasol                         Baloncesto    40
Marc Gasol                       Baloncesto    35
Rudy Fernández              Baloncesto     34
Laia Palau                        Baloncesto    40
Raúl Entrerríos                 Balonmano    39
Julen Aguinagalde           Balonmano     37
Viran Morros                    Balonmano     36
Gedeón Guardiola           Balonmano    35
Silvia Navarro                   Balonmano   41
Alejandro Valverde          Ciclismo         40
Maialen Chourraut           Eslalon          37
Lydia Valentín                  Halterofilia     35
Quico Cortés                   Hockey         36
Sandra Sánchez              Kárate          38
Damián Quintero              Kárate         36
Carlos Coloma                 MTB             38
Mireia Belmonte               Natación      29
Jessica Vall                      Natación      31
Saúl Craviotto                  Piragüismo   35
Teresa Portela                 Piragüismo   37
Rafa Nadal                      Tenis             33
Feliciano López               Tenis             38
Carla Suárez                   Tenis             31
Javier Gómez Noya         Triatlón         37
Pablo Herrera                  Voley playa  38
Dani López Pinedo          Waterpolo    40
*Edad con la que competirían en Tokio en verano.