TOKIO 2020

Sanidad aconseja que los olímpicos sigan sin entrenarse

El ministro de Deportes, Rodríguez Uribes, recuerda que "la salud es lo primero" en respuesta a la inquietud de estos, y veladamente pide un aplazamiento de los Juegos.

Sanidad aconseja que los olímpicos sigan sin entrenarse

Los deportistas olímpicos españoles, aunque Tokio 2020 siga adelante con la fecha del 24 de julio, tendrán que prepararse para una larga cuarentena que les hará llegar en peores condiciones que muchos de sus rivales. Pero las medidas para evitar la propagación del coronavirus prevalecerán. José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deporte, contestó la carta que le remitió Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, en la que le expresaba su preocupación y el sentir de federaciones y deportistas. Y de momento, y para frenar el contacto social que Sanidad considera clave, seguirán sin poder entrenarse.

"Debemos seguir siempre los criterios dictados por el ministerio de Sanidad y los expertos médicos y científicos antes de plantearnos la posibilidad de implantar medidas relacionadas con el entrenamiento de nuestros deportistas seleccionados para Tokio", recuerda Rodríguez Uribes en la misiva. Es decir, no hay posibilidad de hacer excepciones al confinamiento mientras dure el estado de alarma decretado el pasado sábado y que, según algunas fuentes, podría extenderse hasta después de Semana Santa.

La presidenta del Consejo Superior de Deportes, Irene Lozano, admitió en AS que en vista de la evolución de la pandemia podrían "evaluar" si "sobre todo de cara a los Juegos hay alguna opción de introducir alguna flexibilidad". Pero se antoja complicado en un plazo corto. El Centro de Alto Rendimiento de Madrid y la Residencia Blume, clausurados desde el 11 de marzo, se han ofrecido a Sanidad para acoger enfermos.

"La salud es lo primero", recuerda el ministro quien, sin querer expresarlo directamente, pide al Comité Olímpico Internacional un aplazamiento: "La premisa es que todos los deportistas de todos los países puedan competir en igualdad de condiciones, requisito 'sine qua non' del 'fair play' en el deporte”.