VELA OLÍMPICA

Paula Barceló: de la facultad a los Juegos Olímpicos de Tokio

A mediados de 2018, con 22 años, decidió aparcar sus estudios de medicina y navegar junto a la campeona olímpica Támara Echegoyen. Hoy es la primera regatista olímpica balear femenina.

Paula Barceló: de la facultad a los Juegos Olímpicos de Tokio
Sailing Energy

Si alguien le hubiese dicho a Paula Barceló (Palma, 13/3/1996) hace veinte meses que sería campeona del mundo de la clase olímpica 49er.FX y que representaría a España, junto a la veterana y legendaria Támara Echegoyen (Ourense, 17/2/1984), en los Juegos Olímpicos de Tokio del próximo mes de julio, no se lo hubiese creído.

 Además, Paula, uno de los miembros más jóvenes del equipo olímpico español e vela, será el primer regatista de Baleares que participará en unos Juegos después de 20 años y la primera femenina. Su antecesor fue José Luis Ballester, castellonense de nacimiento pero mallorquín de adopción, compitiese en los JJ.OO. de Barcelona 1992, Atlanta 1996 -medalla de oro en la clase Tornado con Fernando Leon- y Sydney 2000.

La joven palmesana compitió con la barcelonesa Silvia Mas en la clase 470 hasta 2017, logrando el título mundial júnior en 2016 y 2017 y lo dejó para centrarse en la carrera de medicina. La retirada de la cántabra Berta Betanzos de la competición en mayo de 2018, dejó a Támara sin compañera en la clase 49er.FX (femenino) en la preparación olímpica.

Echegoyen (oro en Londres 2012 junto a Sofía Toro y Ángela Pumariega en clase Elliot y diploma olímpico (4ª) en Río 2016 en la clase 49er.FX estaba desde octubre de 2017 disputando la Volvo Ocean Race -Vuelta al Mundo por equipos- a bordo del 'Mapfre' español. En julio de 2018 se incorporaría de nuevo al programa olímpico en la clase, donde había sido ya campeona del mundo en 2016.

Barceló, entonces con 22 años, decidió aparcar sus estudios de cuarto año de medicina y aprovechar la oportunidad  que le ofreció la RFEV de navegar junto a la campeona olímpica reconociendo que, "soy consciente de que va a ser una etapa dura e intensa pero la afronto con mucha ilusión".

"De pequeña nunca hubiera imaginado que tendría un proyecto con Tamara. Estoy segura de que va a ser una etapa en la que voy a aprender un montón. La voy a aprovechar al máximo", aseguraba.

Paula entrenó con Berta Betanzos hasta la llegada de Támara. Con solo dos semanas de preparación ambas debutaban en el Mundial de Aarhus (Dinamarca) y finalizaban vigésimo segundas.

Ya no volverían a competir hasta enero de 2019 y en abril finalizaban quintas en la Copa del Mundo de Génova. En mayo un fuerte golpe en la cara de Tamara Echegoyen las obligaba a retirarse del Europeo en Weymouth (Reino Unido) cuando eran sextas en la general y en agosto ocupaban la quinta plaza en el Test Olímpico de Enosima (Japón).

Todo se enfocaba hacia el Mundial de 2019 en Auckland (Nueva Zelanda) donde España se jugaba la plaza por país de la clase, pero en noviembre, entrenando en Nueva Zelanda, preparando su participación para el campeonato de Oceanía y el Campeonato del Mundo,  Paula sufría una lesión que le provocó la fractura de la base del quinto metatarsiano del pie derecho y que le obligó a volver a España para ser intervenida quirúrgicamente.

Como medida de urgencia, Tamara Echegoyen compitió en el de campeonato Oceanía junto al cántabro Pablo Turrado, ahora entrenador y que, excepcionalmente, volvió a la competición tras más de cinco años de ausencia.

El Mundial se disputó del 3 al 8 de diciembre y tras el retorno de Paula a principio del mes era evidente que sería complicado para ellas un buen resultado. y tras disputar la fase clasificatoria, acabando el puesto 30º, decidían retirarse y era la viguesa Patricia Suárez y la madrileña Nicole Van de Velden las que finalizaban en la décimo cuarta posición y lograban la plaza para España en la clase en Tokio 2020.

Lejos de irse abajo y con Paula ya con tiempo para recuperarse, abrían el año en el campeonato de Oceanía en Geelong (Australia) y lograban la medalla de oro con un verdadero recital. Una semana después, en ese mismo escenario, en una actuación espectacular, con 11 de 12 mangas, ganando tres y el resto en el 'Top Ten', conseguían el título mundial.

Era el segundo mundial para Echegoyen y el primero absoluto de Barceló, regatista del CN S'Arenal de Palma que reconocía al final, "hemos tenido muy buenas sensaciones el agua. Tras mucho trabajo y de la lesión de Nueva Zelanda fue un Mundial un poco duro y esta recompensa es increíble".

Además, la medalla de oro del Mundial llevó a que la Federación Española las nombrase como el equipo que iba a representar a España en la cita de Tokio. Un paso clave porque "eso nos acerca más al objetivo, que desde el principio de la campaña era conseguir subir al podio de los JJOO. y queremos llegar con esa misma ambición".

"No nos queda otra que seguir trabajando y seguir luchando como lo hemos hecho hasta ahora y así,seguro que lo lograremos", apuntaba la mallorquina.

La cancelación por el coronavirus del Trofeo Princesa Sofía de Palma que debía celebrarse a final de este mes las tendrá sin poder competir al menos hasta finales de Abril en la Semana Olímpica de Hyères (Francia) o a mediados de mayo en el Europeo del lago de Garda (Italia) antes de irse a entrenar a Japón.