BÉISBOL

Suspendida la Liga Japonesa de Béisbol por el coronavirus

La Liga de Béisbol Profesional de Japón ha anunciado que el arranque de la competición, previsto para el 20 de marzo, se ha pospuesto al próximo mes de abril.

Imagen de las gradas vacías antes del partido de la Liga Japonesa de Béisbol entre los Yomiuri Giants y los Tokyo Yakult Swallows en el Tokyo Dome de Tokio.
KIMIMASA MAYAMA EFE

La liga de béisbol profesional de Japón (NPB) anunció este lunes que ha decidido retrasar al menos hasta mediados de abril el arranque de la temporada, que estaba previsto para el próximo 20 de marzo, ante la propagación del coronavirus.

La decisión fue adoptada tras una reunión de representantes de los 12 equipos de la liga en Tokio, en la que también participaron miembros de la liga de fútbol nacional y expertos en enfermedades infecciosas, que aconsejaron posponer la temporada para favorecer la gestión de la crisis, según recogió la cadena pública japonesa NHK.

La liga de béisbol tiene intención de disputar los 143 partidos de la temporada y quiere inaugurarla a mediados de abril, pero reconoció que la situación de la propagación del patógeno evoluciona cada día y podría condicionar sus planes, señaló dicho medio.

La liga de béisbol profesional de Japón estaba disputando los encuentros de pretemporada a puerta cerrada en respuesta al llamamiento gubernamental de cancelar o restringir eventos multitudinarios, pero con esta decisión va un paso más allá.

Es la primera vez que la liga de béisbol pospone una temporada regular desde el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011.

Esta decisión de la NPB se produce dos semanas después de que la liga de fútbol japonesa, la J-League, decidiera aplazar todos los partidos oficiales programados hasta el 15 de marzo, incluidos los de la primera, segunda y tercera división, como medida para combatir la propagación del patógeno.

El SARS-Cov-2, causante de una neumonía bautizada como COVID-2, ha causado ya más de 100.000 contagios en todo el mundo y cerca de 3.500 muertes, la mayor parte en China, desde donde se propagó.

En Japón, el virus deja hasta el momento más de 1.200 afectados, la mayor parte (706) vinculados al crucero Diamond Princess que estuvo en cuarentena en las costas del país en febrero.

El número de víctimas en el país asciende a 14, la mitad de ellos pasajeros del mencionado navío.