Barça Barça
34
FIN
23
Ademar León Ademar León

BALONMANO | COPA DEL REY

El Barça destroza a Ademar y espera al Benidorm en la final

Los azulgrana no bajaron el ritmo ante el equipo leonés, y este domingo lucharán por su séptimo título ante un debutante

Ariño en uno de sus goles
David Fernandez EFE

El Barça dará este domingo la alternativa en una final de la Copa del Rey al sorprendente Benidorm (18:00, Caja Mágica), un debutante que ha encadenado dos sporpresas seguidas ante rivales en teoría más fuertes, el Bidasoa y el Cuenca, pero que es consciente de que ante los azulgrana "es otra historia, porque si ya en condiciones normale son inaccesibles, ahora ellos están en su papel y mis jugadores agotados tras dos esfuerzos seguidos", decía Fernando Latorre, el entrenador del cuadro levantino, que esperaba que ganase el Barça "porque así está asegurada la salida a Europa". Y si, el cuadro azulgrana ganó con la autordad de cada encuentro, 34-23 (20-11) ante un Ademar que tiró de profesionalidad para dar espectáculo y que los 7.000 espectadores (entre ellos la Infanta Cristina) no bostezasen antes de tiempo.

El partido siguió el guión de siempre: la defensa azulgrana obliga a tiros incómodos, y cada uno de ellos se contesta con un contragolpe. En el Barça se celebran los goles a la carrera; no se piden explicaciones ni hay complacencias ni comentarios con los àrbitros. Sus jugadores actúan a otra velocidad. De esa manera marcan las diferencias. Como todos son titulares que alternan la pista y el banquillo, no hay altibajos con los relevos casi de reloj que hace tiempo que tiene preparado Xavi Pascual.

Frente a esa roca azulgrana, al Ademar sólo le quedó tirar de amor propio, de interés por dar buena imagen, de reforzar su ego. mejor en la segunda mitad cuando todo estaba perdido, que en la primera, cuando aún el marcador no mostraba las distancias. A ese espectáculo asistió la Infanta Cristina, esposa de internacional de balonmano, y madre de un jugador en ciernes, que tras militar en Alemania ahora se forma en Francia.

No se puede destacar a nadie, ni para lo bueno ni para lo malo, aunque el gol del pivote estadounidense Donlin lo recibió su afición leonesas con ovaciones significativas. El sargento del Ademar, que invierte su tiempo en formarse en España para colaborar en el futuro con su selección, es un grandullón de 2,02 metros, pero aún verde para estos encuentros de envergadura, pero que muestra una compostura excelente como alumno.