JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

Apoyos para Pirineos-Barcelona 2030 como candidatura olímpica

Las Federaciones Españolas de Deportes de Invierno (RFEDI) y de Deportes de Hielo quieren que el proyecto olímpico de los Juegos de Invierno sea candidatura olímpica.

Apoyos para Pirineos-Barcelona 2030 como candidatura olímpica

La Real Federación Española Deportes de Invierno (RFEDI) y la Real Federación Española Deportes de Hielo (RFEDH) han emitido hoy martes un comunicado conjunto de diez puntos animan a las instituciones responsables del proyecto olímpico de los Juegos de Invierno Pirineos-Barcelona 2030 a dar el paso firme y definitivo para convertirlo en candidatura oficial.

 Para ello, las dos Federacione han elaborado el siguiente decálogo:

1. Los Juegos son una oportunidad para elaborar e implementar un proyecto deportivo con el objetivo de promocionar la práctica deportiva de los deportes de invierno, tanto los de nieve como los de hielo, y al mismo tiempo posicionar los Pirineos a nivel internacional como territorio de referencia.

2. Es una oportunidad de conseguir deportistas de élite que tengan la opción de obtener resultados de primer nivel en competiciones internacionales de Deportes de Invierno como los circuitos de las Copas del Mundo, los Campeonatos del Mundo y los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.En Laussane (Suiza) durante los Youth Olympic Games (YOG) se obtuvieron 7 medallas.

3. Los Juegos permitirán ver los deportes de invierno como una práctica deportiva y multidisciplinar que, en las comarcas de montaña, se incorporará dentro del sustrato cultural propio y, en las ciudades, los deportes de hielo representarán una alternativa más en la oferta deportiva. Los deportes de invierno suponen una facturación de 125 millones de euros (2018) y los estudios indican que por cada euro gastado en la estación de esquí son 8 euros invertidos en la comarca o valle de montaña (Fuente: ATUDEM).

4. Aprovechar los Juegos de Invierno para conectar con otras culturas deportivas emergentes tanto en la montaña como en la ciudad.

5. Barcelona, capital del deporte. Los deportes de hielo en la ciudad de Barcelona junto a los de nieve en el Pirineo, supondrán para la ciudad una nueva dimensión deportiva y organizativa que ayudarán a proyectar la capitalidad y la diversidad de la ciudad.

6. El evento proporciona un marco perfecto para potenciar y aprovechar todos los activos naturales posibles para promover al máximo las potencialidades deportivas de los Pirineos.

7. Supone un reto en cuanto al cambio de hábitos deportivos de todos los ciudadanos en relación a los Pirineos y a los deportes de hielo como deportes urbanos.

8. El proyecto hasta ahora ha adoptado siempre el criterio de contención económica, utilizando todas las infraestructuras y equipamientos existentes. Construir el mínimo necesario, reutilizar el legado de 1992, evitar las construcciones monumentales sin garantía de utilización y mejorar la existente antes de construir de nuevo.

9. El proyecto de Candidatura debe ser el motor para consolidar un modelo de desarrollo respetuoso con la fragilidad de las áreas de montaña ante la emergencia climática y la diversidad cultural y que permita vivir y trabajar en los Pirineos bajo los más exigentes criterios de calidad y sostenibilidad.

10. El proyecto olímpico es posible. Barcelona puede llegar a ser una de las ciudades de más población en la historia de los Juegos de Invierno. Tiene capacidad económica y organizativa. Tiene una vocación deportiva innegable. Reafirma la herencia del 92. Hay tradición y tejido asociativo. Los deportes de hielo cumplirán en breve 100 años de historia en nuestro país y en los Pirineos, los deportes de nieve tienen más de 110 años de historia, El deporte está arraigado de tal manera que es el motor económico de los valles de montaña