GOLF

Necesitaba birdie-birdie para hacer historia y Rahm lo resolvió así: hoyo en 1 y el golpe del año

Rahm llegó al tee del 17 sabiendo que si hacía birdie en los dos últimos hoyos hacía el récord del campo en México. Pues eagle.