ATLETISMO | MEETING DE MADRID

Una final en Madrid

Yulimar Roja y Juan Miguel Echevarría compiten este viernes en Gallur en la prueba que pondrá el broche final al World Indoor Tour.

Imagen del Polideportivo Gallur durante la celebración del Meeting de Madrid 2019 en el World Indoor Tour.
DANI SÁNCHEZ DIARIO AS

La pista cubierta de Gallur, en el barrio de Carabanchel y con capacidad para 2.500 personas, será este viernes el foco de atención máximo del atletismo mundial de este invierno. Allí será la final del World Indoor Tour, el circuito internacional, y las principales estrellas del indoor irán con todo tras la suspensión de los Mundiales de Nanjing, anulados por el coronavirus.

En el foso de arena estará el gran foco. En triple compite Yulimar Rojas, la venezolana que se encuentra a sólo nueve centímetros del récord mundial (15,41 tiene ella y 15,50 acredita Inessa Kravets). "Madrid me gusta mucho, siempre lo hago bien aquí y a esta pista le tengo cariño", dice Rojas, que explotó precisamente en Gallur, en 2016, antes de ser subcampeona olímpica y triple oro mundial. Además se entrena en Guadalajara, junto a Iván Pedroso. En ese grupo está Ana Peleteiro, la gran estrella española de los saltos, que no competirá en Madrid.

Y más arena, porque en longitud participará Juan Miguel Echevarría, el prodigio cubano. "Ese chico creo que será el que supere los nueve metros", ha dicho de él ni más ni menos que Bob Beamon, el ídolo de México 1968. Juanmi, de 21 años, ya voló a 8,92 con viento excesivo (+3.3), y por parámetros lo tiene todo. Frente a él un rival nacional como Eusebio Cáceres, que hasta ahora lleva dos competiciones bajo techo y ambas se las ha llevado (7,97 en Karlsruhe y 7,99 en Metz).

En 800, las cuatro vueltas a la pista, toman parte el dúo polaco Adam Kzsczot y Marcin Lewandowski, que se batirán con Adrián Ben. El gallego fue la gran revelación en los Mundiales de Doha, en los que quedó sexto, y en Madrid hará su primer 800 del año, si bien está centrado en la temporada al aire libre.

3.000, pértiga, 400, 60 vallas.... Todo a un ritmo frenético, en apenas tres horas, en lo que será algo parecido a un Mundial, la final del World Indoor Tour.  "Estoy muy satisfecho, aquí en el atletismo se trata de superar marcas y con esta final del World Indoor Tour lo hacemos. Esta prueba llegará a 272 millones de hogares en televisión, habrá lleno y lo más importante es que los jóvenes puedan ver a los ídolos. En la pista cubierta no sólo se ve el atletismo, se huele el sudor, el esfuerzo...", avisa Raúl Chapado, presidente de la Federación. Lluvia de estrellas en Madrid, en Carabanchel. A un salto.