ATLETISMO

Wayde Van Niekerk vuelve con 10.20 en un 100 sobre hierba

El sudafricano, campeón ollímpico y plusmarquista mundial en Río 2016, no corría desde hace un año. Se lesionó de gravedad la rodilla derecha jugando al rugby en 2017.

Van Niekerk vuelve con 10.20 en un 100 en hierba 921 días después
Mlungisi Louw

El calvario de Wayde Van Niekerk parece tocar a su fin justo a tiempo, en el inicio del año olímpico. El sudafricano, campeón y plusmarquista mundial de 400 metros (43.03) en los Juegos de Río 2016, volvió a correr este lunes casi un año después de su última carrera, un 400 en Bloemfontein en el que hizo 47.28, aunque lleva dos años y medio sin participar en una competición oficial.

Van Niekerk se lesionó poco después de ser plata en 200 en los Mundiales de Londres 2017, el 10 de agosto. Dos días antes se había proclamado campeón en los 400 con 43.98. Lo hizo de una manera un poco tonta, mientras jugaba un partido de rugby para celebridades en los Juegos de la Commonwealth, el 31 de octubre. Wayde se dañó seriamente la rodilla derecha, una lesión que se fue complicando y que no le permitió volver a competir. Poco antes había dicho adiós a la temporada atlética por unos problemas en la espalda.

Tuvo que posponer varias veces su regreso, se perdió los Mundiales de Doha en 2019 y este lunes se probó de nuevo en una prueba extraoficial de la University of the Free State, otra vez en Bloemfontein, cerca de Lesoto, al sur de Pretoria, capital de Sudáfrica. Su vuelta fue como su lesión, peculiar. Van Niekerk corrió un 100 sobre hierba, con un registro notable en esa superficie: 10.20 (él tiene como mejor marca en pista unos magníficos 9.94). "Semana de carrera‼ ️Estoy ansioso por comenzar mi temporada esta noche. DIOS ES BUENO‼ ️ #QuietStorm (#TormentaSilenciosa)", había escrito horas antes WaydeDreamer (WaydeSoñador) como se autodenomina el atleta de Ciudad del Cabo en redes sociales.

Johnson ve "muy difícil" que repita éxito en Tokio

El gran Michael Johnson, que perdió en récord de la vuelta al estadio a manos de Van Niekerk, habló de él durante los Premios Laureus: "Veo muy difícil que defienda su corona en Tokio. Espero que pueda regresar y que esté allí. El problema es que, si va, será muy difícil para él estar en su mejor momento. Creo que la expectativa de lo que podrá hacer allí probablemente debería ser moderada". No obstante, el genio estadounidense le concede el beneficio de la duda por ser quien es: "No quiere decir que Wayde no tenga ninguna posibilidad. Cada persona es diferente y se necesita ser alguien diferente para convertirse en campeón olímpico, campeón mundial y poseedor del récord mundial. Ese es un tipo diferente de atleta que muchos pueden no ver como humano".

Sobre la posibilidad de que el sudafricano baje algún día de 43 en 400, Johnson dijo lo siguiente: "Antes de la lesión, después de sus 43.03, habría dicho 'sí'. Hay que estar en el momento correcto cuando todo se junta y esas oportunidades son raras. Ahora está en un punto en que, siendo realistas, va a ser difícil".