PATINAJE

La dura confesión de Sarah Abitbol: "Me violaste con 15 años"

La patinadora francesa denuncia en su libro "Un silencio tan largo" los abusos sexuales que sufrió por parte de Gilles Beyer cuando tan sólo tenía 15 años.

La patinadora francesa Sarah Abitbol reacciona tras ganar el bronce en los Europeos de Parinaje Artístico de Bratislava de 2001.
OLIVIER MORIN AFP

La denuncia de Sarah Abitbol sobre los abusos sexuales que sufrió a manos de su entrenador Gilles Beyer ha conmocionado al deporte francés y ha ayudado a que saliesen a la luz más casos sobre estas presuntas violaciones en el patinaje francés.

A sus 44 años Abitbol ha publicado el libro "Un silencio tan largo", en el que acusa de abuso sexual al que fuera su entrenador Gilles Beyer, también patinador en la década de los 70, y que habría abusado de ella entre los años 1990 y 1992.

En el libro Abitbol realiza esta dramática confesión sobre esos episodios. "Fue la primera vez que un hombre me tocó. Con 15 años sufrí el primer abuso sexual. Durante dos años le decías a mi madre 'hoy voy a ser el canguro de Sarah para que podamos entrenar'. Y me violaste en el parking, en los vestuarios y en las esquinas y rincones de la pista de hielo que nunca pensé que existieran".

La revelación de las declaraciones de Abitbol han provocado un gran revuelo en el deporte francés. El pasado 29 de enero, el diario francés L'Équipe publicó una portada con el titular 'La fin de l'omerta' (el fin del silencio), en el que varias patinadores, nadadoras y tenistas del país galo revelan los episodios de abusos sexuales que vivieron por parte de sus entrenadores.

Las declaraciones sobre estos abusos ya se han cobrado su primera víctima con la dimisión del presidente de la Federación Francesa de Deportes de Hielo, Didier Gailhaguet, después de la presión realizada por la ministra de Deportes Roxana Maracineanu para que dejase su cargo. Gailhaguet había sido señalado por no actuar pese a los numerosos episodios de abusos sexuales dentro de su federación. Por su parte la Fiscalía General ya ha abierto una investigación a Gilles Beyer para tratar de esclarecer estos tristes sucesos que han dejado en shock a Francia.