AJEDREZ

Las decisiones de Magnus Carlsen dividen a los noruegos

El campeón del Mundo pidió que Stavanger retirase su candidatura al Mundial y ha firmado un contrato para ser la imagen de una casa de juego.

Magnus Carlsen realiza un movimiento durante su partida ante Adam Tukhaev en los Mundiales de Ajedrez de partidas rápidas.
ANTON VAGANOV REUTERS

Tras firmar una temporada espectacular en 2019 en la que Magnus Carlsen unió a su título de campeón del Mundo convencional de 2018 los de campeón mundial en rápidas y en relámpago, más 119 partidas seguidas sin perder, algunas de sus últimas decisiones tienen dividido al país noruego que cuestionan a su compatriota pese a la devoción general con el que siguen sus hazañas. De un lado, por insinuar que no disputaría una final si se organizase en Stavanger; de otro, por su contrato para ser la imagen con Unibet.

Unibet es la plataforma de apuestas deportivas más importante del mundo, pero en Noruega está prohibido este tipo de juego y se entienden que es un generador de ludópatas en una sociedad miy castigada por ese tipo de adicciones, por lo que a Carlsen le están lloviendo las criticas desde diversos sectores.

Antes el padre de Carlsen había solicitado a Stavanger, la tercera ciudad en importancia del país escandinavo, que retirase su candidatura a organizar el Mundial de este año, insinuando que la presión de jugar en casa obligaría a su hijo a renunciar a la defensa del título. Stavanger había recaudado ya 3,5 millones de euros para afrontar las partidas, pero la posibilidad de que no las disputase el campeón local decidió dar marcha atrás no si quejarse de la decisión que se veía obligada a tomar.

Ahora parece que será Dubai la ciudad que organice el Mundial de 2020, y que sí lo jugará Magnus ante el retador que salga del Torneo de Candidatos, ocho, que en marzo se disputará en la ciudad rusa de Ekaterinburgo (15 de marzo al 5 de abril). El Torneo en Dubaí estará dentro de los fastos que la capital de los Emiratos Árabes organice en torno a su Exposición Universal, entre el 20 de octubre de este año y el 10 de abril de 2021. Aunque Carlsen no ha asegurado que vaya a defender su corona (“estoy agotado”, resumió en el último torneo en enero disputado en Holanda), el campeón noruego ha adelantado que no volverá a competir hasta el mes de abril, lo que parece indicar que iniciará el trabajo ahora la preparación a su cuarta defensa mundial, tras las de 2014 en Sochi ante Anand, 2016 en Nueva York ante Karjakin, y 2018 en Londres ante Caruana, vigente subcampeón mundial.