TOKIO 2020

Una israelí renuncia a la maratón de Tokio 2020 por motivos religiosos

Beatie Deutsch, de 30 años y madre de cinco hijos, no podrá participar en la maratón de los Juegos Olímpicos porque cae en sábado, día sagrado para el judaísmo.

Una israelí renuncia a la maratón de Tokio 2020 por motivos religiosos

Descubrió su talento como atleta tarde y casi por casualidad, con 25 años, y ya siendo madre de cuatro hijos. En 2017 completó una maratón mientras estaba embarazada de siete meses de su quinto hijo. Este año, con 29 años, se convirtió en la primera mujer ultraortodoxa en ganar una competición internacional de atletismo, la maratón de Riga (Letonia), que completó en 1 hora, 17 minutos y 34 segundos. La israelí Beatie Deutsch tiene un sueño que no podrá cumplir: representar a su país en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

Se desvaneció hace apenas unos días cuando el Comité Olímpico Internacional aceptó la petición del comité organizador de cambiar de día y de sede las pruebas de la maratón, tanto masculina como femenina, por razones climatológicas. Preocupaba el extremo calor, combinado con la alta humedad de Tokio en pleno agosto. Huyendo del calor de Tokio, decidieron trasladar las pruebas de resistencia a Sapporo, con cambio también de fecha. La prueba femenina debía celebrarse el domingo, 2 de agosto, pero finalmente caerá en sábado, el 8 de agosto.

"Cuando empecé a correr, era solo otra madre fuera de forma"

Beatie Deutsch

Beatie Deustch ha anunciado que tendrá que renunciar a su sueño olímpico, al coincidir su prueba con el ‘shabat’ judío. El ‘shabat’ es el día sagrado de la semana judía y del adventismo. Abarca desde el atardecer del viernes hasta la noche del sábado. La noticia del cambio de fecha le cayó como un jarro de agua fría. “Me sentí como si me hubieran dado un puñetazo en el estómago”, comentaba en su cuenta de Instagram tras enterarse del cambio de fecha.

Ver esta publicación en Instagram

I felt like I was punched in the stomach this morning... . but the truth is I'm more than OK. I wasn't sure if I should share the news with all of you right now, but I've brought you along on my journey this far. . Today I found out that the Olympic marathon date has been switched to Shabbos. . When I decided to pursue my Olympic goal in January, the first thing I did was check the marathon date to make sure it wouldn't conflict with Shabbos. It was scheduled for Sunday August 2 and so I knew I could compete. When they announced the World Championships would take place on Shabbos, I remember not even feeling disappointed because I knew I had the Olympics. There have been several other competitions that were on Shabbos, but it's never even been a question for me. In fact, recently a journalist asked me what challenges I face as a Charedi female runner, and I almost laughed thinking there aren't really any... I said a bit too confidently, "Running is very compatible with my religious lifestyle" . Until now. Suddenly things got real very quickly. Because I've been pretty public about my Olympic dream...and I've invested a whole lot to get myself there...and what if.. what if after all that I make it and I can't even run?! . I'm racing Israel's half marathon championship tomorrow -- and I know that even though I am personally frustrated by the news I need to stay relaxed and happy. So here's what I'm telling myself right now👇 . I will continue to train and push myself to the best of my ability to try and qualify. Regardless of whether the race is switched or not, I'm not letting go yet. I am a fighter, I don't give up easily and I will do whatever I can to get the Olympic marathon date changed . It's hard to fully invest myself when I don't even know if I'm going to be able to run but life isn't always about the results, sometimes the journey is even more important. And I'm here for the journey... . I may not make it the Olympcs... I may not make the standard or I may not be able to run a race that is on Shabbat But one thing I do know is that I will continue to proudly represent what it means to be an Orthodox Jewish women and professional runner for Israel🌎

Una publicación compartida de Beatie Deutsch (@marathonmother) el

Deustch nació en Washington y hace 10 años dejó los Estados Unidos para establecerse en su país de origen, Israel. Su sueño desde que descubrió su talento en las pruebas de fondo del atletismo ha sido participar en unos Juegos Olímpicos. Ahora su sueño está en peligro, pero asegura que no piensa rendirse: “Independientemente de si la carrera está cambiada o no, todavía no me resigno. Soy una luchadora, no me rindo fácilmente y haré todo lo que pueda por cambiar la fecha del maratón olímpico”.

"No me rindo fácilmente y haré todo lo que pueda por cambiar la fecha del maratón olímpico"

Beatie Deutsch

La atleta israelí de 30 años empezó a correr después de haber sido madre. Entonces era solo “otra madre fuera de forma”. Beatie relató a The Times of Israel cómo fue su primera maratón, en 2016: “Cuatro meses antes ni siquiera podía correr seis millas. Si no me hubiera alejado de mi zona de confort, no habría descubierto este talento que tengo”.

Después su progresión fue rápida. En 2018 ganó la media maratón de Israel y este año la maratón. En 2019 también ha ganado las medias maratones de Tel Aviv y de Riga. Aunque todavía no había conseguido la marca para estar en Tokio, Beatie se veía cada vez más cerca. Su mejor marca en maratón la obtuvo en septiembre en Ciudad del Cabo, 2:36:41. La marca para Tokio está en 2:29:30.

"Continuaré representando con orgullo lo que significa ser mujer judía ortodoxa y corredora profesional de Israel"

Beatie Deutsch

Es difícil seguir esforzándome cuando ni siquiera sé si voy a poder correr, pero la vida no siempre se trata de los resultados, a veces el viaje es aún más importante. Y estoy aquí para el viaje... Puede que no llegue a los Juegos Olímpicos... Puede que no logre la marca o que no pueda correr una carrera que cae en ‘Shabat’, pero una cosa que sí sé, que continuaré representando con orgullo lo que significa ser mujer judía ortodoxa y corredora profesional de Israel”, asegura Deustch.