RUGBY | LIGA HEINEKEN

VRAC gana el derbi vallisoletano para reforzar su liderato

Los queseros se impusieron por 14-8 a El Salvador y le sacan cuatro puntos ya. Alcobendas, que ganó al Barça a domicilio (15-20), está a dos.

VRAC gana el derbi vallisoletano para reforzar su liderato

La jornada 10 de la División de Honor ha plasmado una vez más el gran nivel y la igualdad imperante entre sus doce contendientes y ha dado varios revolcones a la clasificación, con VRAC Quesos Entrepinares, UBU-Colina Clinic Aparejadores y Aldro Energía Independiente quizás como principales beneficiados, gracias sobre todo a sus victorias ante rivales directos.

Complutense Cisneros y la UE Santboiana protagonizaron uno de los duelos más apretados, con los catalanes llevándose finalmente el gato al agua y los locales obteniendo solo 1 punto, cayendo a la promoción. Bathco Santander y Lexus Alcobendas Rugby también salieron victoriosos ante, probablemente, los dos cuadros más damnificados de la J10.

Pepe Rojo era, con el primer derbi vallisoletano de la 2019-20, uno de los tres campos que daban el pistoletazo de salida a una muy fría mañana del domingo. Tanto VRAC Quesos Entrepinares como SilverStorm El Salvador entraron rápido en calor con unos primeros compases de juego muy físicos, con muchos avances cortos y pocas interrupciones, así como el eventual juego al pie para trasladar la presión. Esta tónica se extendería a varios tramos del partido, pero no impidió que pudiésemos ver acciones de gran calidad, como la patada a seguir tempranera del ala quesero Axel Papa o un maul espectacular de los chamizos, que en ambos casos terminaron en ensayo, dando lugar al 5-5 que reinaba en el descanso.

La segunda parte también fue muy igualada, con periodos de dominio para ambos lados, pero El Salvador cometió bastantes más indisciplinas, un factor decisivo en encuentros de este nivel. Baltazar Taibo condenó con eficacia en tres patadas de castigo esta falta de regularidad de los de Juan Carlos Pérez, que sin embargo reaccionaron con decisión y, muy bien dirigidos por Sione Teu y Pelayo Ramos, a punto estuvieron de lograr la remontada en los últimos compases. La defensa estoica del VRAC al final les permitió retener el triunfo (14-8) con el que se consolidan en lo más alto.

La victoria más contundente fue para Bathco Santander (44-6), que completó una segunda parte perfecta frente a un Hernani CRE que había comenzado con claros signos de iniciativa y rebelión hacia su preocupante situación clasificatoria. La igualdad en la primera media hora se hacía patente con los constantes cambios de posesión y la falta de errores de bulto, pero en el minuto 34, el centro local Mauro Perotti, uno de los tryman referentes en la Liga, sumaba el primero de los cinco ensayos locales. Las focas no deben perder el rumbo, pero los 5 puntos les dan tranquilidad, mientras que Hernani no se rendirá y ya piensa en el próximo partido.

Juego y ambición no le faltan al Complutense Cisneros, ni mucho menos, pero de nuevo les faltó orden y contundencia para frenar las embestidas rivales en el tramo final, en este caso ante una cohesionada y sacrificada UE Santboiana, que suma con esta victoria (13-17) cuatro jornadas sin perder. La eficaz lectura de espacios y el magnífico juego en continuidad de los azul-azul daba lugar a la ligera ventaja con la que los locales se iban al descanso, pero los de Ricardo Martinena recuperaron la claridad ofensiva en la segunda parte y con paciencia y perseverancia, terminó llegando el posado salvador de Paolo Ragazzi.

Si bien AMPO Ordizia llegaba a su duelo ante el Aldro Energía Independiente en un gran estado de forma a nivel de juego y estructura, los bisontes lograron minimizar esta inercia construyendo de forma minuciosa un partido que, paso a paso, lograron llevar a sus mayores fortalezas. La victoria visitante (17-20) responde a acciones relativamente aisladas y puntuales del cuadro santanderino, pero no por ello menos meritorias. Los de Tristán Mozimán sabían que debían paliar la muy bien trabajada máquina ofensiva guipuzcoana, y tras el primer ensayo local, lo consiguieron. Frustraron gran parte de las visitas a 22 de Ordizia y eventualmente crecieron en confianza, aprovechando muy bien sus oportunidades posteriores y plantando de nuevo una feroz defensa en el tramo decisivo.

En la línea de finales de infarto de esta jornada, el equipo que mejor supo gestionar los últimos minutos de su apretado encuentro fue el UBU-Colina Clinic Aparejadores, que venció en su crucial visita al Ciencias Cajasol Olavide (11-15) con una marca in extremis de Ikapote Tupai, quien no ha tardado en justificar su reciente fichaje. La ausencia de ensayos hasta el minuto 55 se debió al enorme sacrificio defensivo y los escasos riesgos tomados en ataque por parte de sevillanos y burgaleses, dada la trascendencia del choque en la lucha por la permanencia. El cuadro hispalense tomó ventaja en un primer momento, pero su rival no bajó los brazos en ningún momento y tras una melé a cinco se llevó el premio.

Parece que Barça Rugbi y Lexus Alcobendas Rugby se han propuesto instaurar sus duelos como uno de los clásicos de la División de Honor, pues todos sus enfrentamientos nos dejan una gran dosis de emoción y calidad. Como sucediera en la última final de Copa, la suerte sonrió por poco al cuadro madrileño (15-20), aunque los azulgranas también hicieron méritos para llevarse la contienda. Por las alas terminaron colándose los de Tiki Inchausti en el complejo entramado defensivo local, con Evaristo Paz (2) y Alejandro Sánchez de la Rosa posando tras sendas muy buenas jugadas. El Barça se repuso y se colocó a tiro de la remontada, pero la renta visitante resultó suficiente para aguantar hasta el incierto final.