SNOWBOARD

Astrid Fina logra dos medallas en la Copa del Mundo en Pyha

La rider barcelonesa ganó una plata y un bronce en la Copa del Mundo de snowboard paralímpico en la estación finlandesa, donde sufrió una grave caída en el mes de marzo.

La rider española Astrid Fina compite en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018.
CARL RECINE REUTERS

La rider barcelonesa Astrid Fina ha conquistado en la Copa del Mundo de snowboard paralímpico celebrada en Pyha (Finlandia) dos medallas, una de plata y otra de bronce, que le permiten cerrar el año "con buenas sensaciones" tras superar una larga lesión en un hombro.

Fina, medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de PyeongChang (Corea del Sur) en 2018, regresó a la estación finlandesa en la que el pasado marzo sufrió una caída que le provocó una lesión en un hombro que la mantuvo de baja durante varios meses.

En la primera competición en Finlandia, la de boardercross para la categoría SB-LL2 de deportistas con discapacidad física, Astrid Fina terminó cuarta en la fase de clasificación. En cuartos y semifinales superó a la china Tiantian Li pero no pudo con la holandesa Lisa Bunschoten, que se llevó el oro.

Por la medalla de bronce se enfrentó a la estadounidense Brittani Coury, a la que ganó. La canadiense Sandrine Hamel obtuvo la plata.

En la segunda competición de la Copa del Mundo, Astrid Fina mejoró los resultados del primer día y logró la plata.

Astrid Fina volvió a imponerse en semifinales a la china Tiantian Li, de dieciséis años, y también a una de las favoritas, la holandesa Renske Van Beek, que sufrió una caída en su bajada.

En la final la española fue de menos a más y terminó segunda solo por detrás de la gran favorita, la holandesa Lisa Bunschoten, que volvió a colgarse el oro.

"Ha sido todo progresivo. Me voy con buen sabor de boca y con ganas de entrenar y seguir compitiendo. Venir de una lesión larga y tener estos resultados me da ánimos. Ahora me toca trabajar fuerte esta temporada, pero estoy contenta", dijo a EFE Astrid Fina.

La deportista catalana regresa a España tras un viaje un tanto accidentado a Finlandia, puesto que la perdieron las maletas y eso hizo que perdieron un día de entrenamiento.

"Solo tuve un día para entrenar en circuito", declaró Astrid, que reconoció que desde la lesión en marzo llevaba sin hacer boardercross y le "costó" adaptarse al ritmo de competición.