Competición
  • Premier League
  • Euroliga
Euroliga
EN JUEGO
Maccabi TEL

41

B. Munich MUN

26

EN JUEGO
Milan MIL

10

Estrella Roja RED

9

FINALIZADO
CSKA CSK

85

Zalgiris ZAL

82

PREMIOS AS 2019

Alba Vázquez: "Mi gran ilusión es ir a los Juegos Olímpicos"

Alba Vázquez, 17 años, ganó el campeonato del mundo de 400 metros estilos. Nadadora desde los tres años, se ha ganado con su talento ser la heredera de Mireia Belmonte.

Promesa del deporte español. Felicidades.

Estoy muy orgullosa. Aparte de que ya ha pasado un poco de tiempo desde que logré el campeonato del mundo en 400 estilos (en Budapest), estoy satisfecha porque tanto esfuerzo ha merecido la pena.

¿Cómo vivió aquella gesta?

Fue increíble. Lo tenía en mente después del Europeo, pero fue muy inesperado. Una cosa es imaginarte consiguiéndolo e intentar ganar a las demás. Pero otra muy distinta es llegar a la pared y ver que has quedado primera.

Y la marca obtenida, tremenda.

4:38.53. El objetivo principal era acercarse a la mínima. E hice la mínima justa para los Juegos Olímpicos. Ahora tendría que repetirla para llegar a Tokio. Esa es mi máxima ilusión y estamos trabajando con más intensidad que el año pasado.

¿Qué debe hacer para estar en estos Juegos Olímpicos?

Repetir la marca que ya he hecho en Amsterdam o en el campeonato de España Open y quedar entre las dos primeras españolas. No es fácil, pero la marca ya está hecha.

¿A qué edad empezó a nadar?

A los tres años. En Huelva, que es donde vivía, iba todos los días a la playa con mi madre. Y para quedarse más tranquila, quería que yo aprendiera a nadar, aunque ella seguía vigilándome. Me metí a nadar, me gustó. Y hasta ahora.

Con ocho años ganó nada menos que el Triatlón de Doñana.

Fue fuera de mi zona de confort porque realmente la bicicleta y correr no se me da bien del todo, aunque tengo buenas condiciones físicas por el deporte que hago. No es lo mío. Fue inesperado porque era solo para probar y pasarlo bien. Y me salió mejor de lo que pensaba.

Además, campeona de Europa, subcampeona del mundo en 200 estilos… ¿cuál es su mejor recuerdo?

Buenos Aires, donde fui en octubre del año pasado a los Juegos Olímpicos de la Juventud y fue una experiencia impresionante porque estuvimos dos semanas y media allí. Vimos todos los deportes además del nuestro.

De los cuatro estilos, ¿cuál es el que más le gusta?

La braza sobre todo. Cuando entré en el centro era bracista. Después empecé a nadar con los estilos y me fue bien.

Admiradora de Michael Phelps.

Me parece un deportista impresionante con la cantidad de medallas que ha conseguido en Juegos Olímpicos.

Y Mireia Belmonte…

El referente de la natación española. La nadadora que tiene la misma prueba que yo, los 400 metros estilos. A pesar de que ella nada más mariposa y crol que braza es mi referente.

Y dicen que será su sucesora.

Sí, me gustaría. Aunque tengo todavía mucho tiempo para intentarlo. Estaría bien.

¿Qué otras nadadoras podemos destacar de cara al futuro?

Paula Yuste, que es del 2003 y nadó conmigo el Mundial e hizo muy buen tiempo y bajó dos o tres segundos del Europeo al Mundial. Ella es más de nadar crol que braza.

Nació en Las Palmas, se ha criado en Huelva, se entrena en Málaga y tiene familia en Madrid…

Me considero más onubense. En Las Palmas solo estuve hasta que tuve un año y medio.

¿Cómo se compatibilizan las horas de entrenamientos con los estudios?

Por el momento en segundo de Bachillerato lo estoy compaginando bastante bien. Me están dando ahora las notas finales del trimestre. Las medias podían ser mejores si no faltara tanto. No estoy suspendiendo ninguna asignatura y tengo una media de siete u ocho.

¿Cuántas horas se entrena al día?

Una hora y 45 minutos por la mañana. Por la tarde entre dos y dos horas y media de agua y una hora de gimnasio.

Mucho sacrificio.

Cuando vas acumulando semanas cuesta trabajo ver si merece o no la pena. Pero después, cuando llegas a los campeonatos importantes, te sale bien y cumples con los objetivos te das cuenta de que sí merece la pena.

Hace cinco años, en una entrevista que concedió en una televisión de Huelva, hablaba de sus duelos con una nadadora a la que se refiere como 'mi rival' y que sus madres incluso eran amigas.

Es una chica que se llama Celia Tarifa. Ahora está en el Navial de Córdoba. La rivalidad ha pasado a amistad. Me llevo muy bien con ella. ¡Nos picábamos!

Antes le gustaba hacer travesías.

Me gustaba más antes cuando tenía tiempo. Ahora hace unos veranos que no hago travesías porque cuando acabo la temporada las travesías se han acabado.

Le gusta el baloncesto.

De los deportes que hacíamos en el colegio era el que más me gustaba. De no haber sido nadadora habría intentado hacer algo en baloncesto.

¿Cuándo se dio cuenta de que podía triunfar con la natación?

Me di cuenta de que podía dedicarme de manera más profesional cuando me metí en el Centro (de Tecnificación de Natación de la Federación Andaluza) hace dos años y medio. Fue como un antes y un después porque empecé a ir con la selección española.

¿Hasta dónde puede llegar en su carrera?

No lo sé. Por el momento vamos a intentar ir a los Juegos Olímpicos. Podré llegar hasta donde esté dispuesta a sacrificarme para poder conseguirlo.

¿Qué le aporta su entrenador, Xavi Casademont?

Mucha experiencia porque cuando entré en el Centro no sabía de nada sobre gimnasio, concentraciones o métodos de entrenamiento, nunca fui a ninguna. Me ha aportado todo.