BOXEO

Oficial: Jacobs debutará en el supermedio ante Chávez Jr

Daniel Jacobs retorna a la acción tras su pelea contra Canelo Álvarez. El estadounidense cambia de categoría y el mexicano vuelve a un gran cartel.

Daniel Jacobs y Chávez Jr. se enfrentarán en Arizona el 20 de diciembre.
Matchroom Boxing

Finalmente habrá pelea. Daniel Jacobs (35-3, 29 KO) y Julio César Chávez Jr. (51-3-1, 33 KO) se enfrentarán antes de que finalice el año. Será, como estaba previsto, el 20 de diciembre, según ha comunicado Matchroom, promotora del evento. El combate se venía negociando desde hace muchos meses y parecía cerca de cerrarse hace mucho, pero un problema del mexicano dejó todo en el aire. No se presentó a un control antidopaje y fue suspendido hasta el 20 de noviembre por el Estado de Nevada. No debería de ir a más, pero la duda planeó sobre la pelea, la cual se rumoreó que se haría en Las Vegas. Finalmente no será allí, y ambos se cruzarán en Phoenix (Arizona).

El combate es una cita vital para la carrera de ambos. Jacobs regresa a la acción después de meses parado. Su último pleito fue en mayo, cuando perdió a los puntos contra Canelo Álvarez. Ahora, el estadounidense debuta oficialmente en el peso supermedio, dónde competirá desde ahora. "He logrado el sueño de convertirme en campeón mundial en el peso mediano y ahora estoy buscando asegurar mi legado convirtiéndome en un campeón mundial de dos pesos", ha asegurado Jacobs en un comunicado oficial.

Por su parte, las dudas sobre el estado de Chávez son muchas más. El hijo de la leyenda perdió contra Canelo en mayo de 2017, un tropiezo que pareció poner fin a su carrera. Tuvo problemas, perdió por completo su forma física y estuvo cerca de firmar una pelea con Maravilla Martínez, que saldría del retiro solo por él, pero al final se echó atrás. Después de dos años y tres meses regresó en agosto en México. Una pelea extremadamente fácil en la que lució todavía fuera de forma. Pese a todo, el excampeón mundial del peso medio, ha seguido entrenando y ha aceptado el reto. Sabe que es su último gran cartel. Si gana podrá volver a pensar en grandes peleas, pero si pierde, a sus 33 años, sería su adiós definitivo