Carolina Marín
An Se Young
1 Set 2 Set 3 Set
21 18 5
16 21 21

BÁDMINTON | ABIERTO DE FRANCIA

La sensación de 17 años An Se Young frena a Carolina Marín

De sólo 17 años y 16 del mundo, la coreana derrotó en la final a la onubense, que aspiraba a su segunda victoria en París, tras la lograda en 2015.

Carolina Marín
Twitter: @rtve_es

Carolina Marín se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en la final del Masters de Indonesia, el pasado mes de enero. Lleva doce partidos ganados y tres perdidos desde su reaparición. Cayó el día de su regreso en la primera ronda de Vietnam ante la tailandesa Katethong. Alzó su primer título ocho meses después de su grave lesión en el Abierto de China, tras superar a su bestia negra, Tai Tzu Ying, actual número uno del mundo. Cedió en semifinales de Dinamarca contra la japonesa Okuhara. Y An Se Young le privó de conseguir de nuevo el Open de Francia, como en 2015, y de su segundo trofeo del curso.

La coreana, de sólo 17 años y 16ª del ranking mundial (un puesto mejor que el de la onubense), derrotó a Marín por 16-21, 21-18 y 21-5, con un despliegue de talento y de poderío físico. A Carolina le faltaron juego y fuelle, pero parece que ya está de vuelta y a su nivel más competitivo. En semifinales volvió a superar a la taiwanesa Tzu Ying, así que dejó el cara a cara con la número uno en un cada vez más igualado 6-7 en contra. Por su parte, Se Young había vencido en Akita (Japón) y Auckland (Nueva Zelanda), además de pisar las finales de Haidarabad (India) y Hanói (Vietnam). Se trata de la mayor irrupción del bádminton femenino en 2019.

En principio, Carolina Marín tiene programados el SaarLorLux Open (del 29 de octubre al 3 de noviembre en Sarrebruck, Alemania) y el torneo de Fuzhou (China, del 5 al 10 de noviembre). “Me encuentro bastante bien, con seguridad en mis movimientos, con la rodilla totalmente olvidada. Creo en mi equipo y en nuestras estrategias. Esto consiste en sumar triunfos para coger más confianza y en aprender de los errores para no repetirlos. Poco a poco me siento otra vez yo misma”. En el horizonte, repetir el oro olímpico en Tokio 2020.