PELOTA | CUATRO Y MEDIO

Ezkurdia, que defiende txapela, y Altuna, favoritos en el acotado

Ausencia de Aimar y duda de Urrutikoetxea, por un problema muscular, en un certamen que cuenta con dos debutantes: Bakaikoa y Etxeberria. La final, en Pamplona el 17 de noviembre

Ezkurdia, que defiende txapela, y Altuna, favoritos en el acotado

El Cuatro y Medio, primer torneo de la temporada, está ya en marcha con la ausencia del lesionado Aimar Olaizola, el eterno rey de la distancia, y la duda de Urrutikoetxea, por una rotura de fibras en el pectoral izquierdo que sufrió el 20 de agosto, en el primer partido de la feria de Aste Nagusia bilbaína, una lesión poco habitual en los frontones. Acelera para intentar estar el lunes 14 de octubre en Tolosa. ante Altuna. Tampoco está Retegi Bi, después de 11 campañas seguidas en la distancia. Ni Agirre ni Arteaga. Esto abre el abanico de candidatos a la txapela, aunque entre ellos emerge con fuerza Ezkurdia, que defiende entorchado, y un Altuna que lleva tres finales seguidas y un trofeo de lana. El año pasado entró en la primera ronda y luego ganó la final ante Altuna en el Navarra Arena. Es su séptima participación en la 'jaula'. "Más que presión lo asumo como algo bueno. Es un reto, una ilusión intentar llegar a otra, vengo de jugar muchos partidos y el cuerpo está pesado. En un mes se resuelve todo. En los individuales siempre hay sorpresas porque son campeonatos cortos. Es el momento lo que te lleva hacia delante o hacia atrás", resume el pelotari de Amezketa. Entran como novedades Bakaikoa, campeón de Segunda, y Peio Etxeberria. Este ya debutó en el Manomanista y llegó a cuartos tras fulminar a Zabala en la previa y luego a Agirre y Rezusta. Oinatz aspira siempre a todo. Hay, por tanto, cuatro campeones si se incluye a Urruti.

El Cuatro y Medio dará comienzo el 4 de octubre con el Irribarria-Víctor en Zalla, una vez finalice la Feria de San Mateo, coincidiendo con la final del Masters LEPM. El formato es el de años anterior, con seis pelotaris por empresa y una eliminatoria de octavos previa que dará paso a la liguilla de cuartos de final, donde estarán los cuatro cabezas de serie (Ezkurdia, Altuna III, Urrutikoetxea y Bengoetxea VI), y en la que los dos primeros clasificados de cada uno de los dos grupos se enfrentarán en semifinales puras. Estas se van a Pamplona el 2 de noviembre y en Eibar o Bilbao el 3. La final está anunciada para el 11 de noviembre en el Navarra Arena, un recinto que entra con fuerza en los torneos oficiales. "Sería un sueño estar allí, pero Ezkurdia es es el pelotari que más exige en el Cuatro y Medio; junto con Altuna son los dos rivales a batir", desmenuza Oinatz Bengoetxea, campeón hace tres años y que encara su 17ª jaula y 52 partidos, el récord de los participantes. "Soy el mayor de todos y con diferencia, acabo de hacer 35 años y estoy orgulloso de estar con ellos, intentaré dar mi mejor versión; esta nueva generación está en plenitud, tiene ya experiencia".

"Es bonito partir como favorito, pero eso hay que demostrarlo en la cancha. Hay que prepararlo de la misma manera siéndolo o no. Los últimos partidos no me he sentido centrado aunque tengo tiempo para coger ritmo", resume Ezkurdia. Bakaikoa ha tenido la fortuna de estrenarse en casa, en Etxarri-Aranaz, el 5 de octubre. "No me importaba mucho si era en casa o no -resume-. Me ha tocado así y está bien, es un frontón difícil. Jaka es un duro enemigo". Etxeberria está con su misma ilusión, la del debutante: "Trataremos de darles guerra. no hay presión, es nuestro primer año y lo tenemos todo perdonado. Es un aliciente que si ganas luego tienes tres partidos".

Urruti realiza pruebas y rehabilitación en Vitoria, a la espera de la decisión de los médicos, "aunque yo tendré que ver las sensaciones en el frontón". La zona está más fortalecida y va cicatrizando, pero llegaría con lo justo, sin duelos previos. "Si llego es directo al campeonato, soy optimista, quiero estar en ese Cuatro y Medio que siempre me ha gustado, es importante y me daría mucha pena perdérmelo". De no llegar, su puesto lo cogería el pelotari con más tantos en octavos. Laso, por su parte, lleva tres semanas en el dique seco y entra en acción el 7 en el Beotibar ante Elezkano. Va a realizar una prueba y luego puede actuar en el Desafío del Vino.


Así queda el cuadro tras el sorteo

Grupo A:

Irribarria-Víctor (viernes 4 en Zalla)

Bakaikoa-Jaka (5, en Etxarri-Aranaz)

Los ganadores entran y se enfrentan en la primera jornada de la liguilla de cuartos, en la que esperan y también se miden en ese arranque Urrutikoetxea y Altuna III; en la segunda jornada van ganadores en contra y perdedores por otro lado

Grupo B:

Elezkano II-Laso (Tolosa el lunes 7)

Artola-P. Etxeberria (el 7 también en Tolosa)

Con el mismo sistema y los cabezas de serie Oinatz y Ezkurdia