RUGBY | MUNDIAL

Barrett, Farrell, Sexton... los Ases a seguir del Mundial de rugby

Un repaso a las grandes figuras y los ausentes más destacados de la Copa del Mundo de rugby que arranca el 20 de septiembre en Japón.

0
Barrett, Farrell, Sexton... los Ases a seguir del Mundial de rugby

La novena Copa del Mundo de rugby de la historia arrancará el 20 de septiembre en Japón y es menester analizar cuáles son las figuras que van a acaparar más focos en el país del Sol Naciente, así como las que se van a perder la cita por diferentes motivos. Como cualquier cómputo, es subjetivo y tiene matices. En este caso, las estrellas se encuadran de forma mayoritaria en las principales potencias mundiales: los países del 6 Naciones y el Rugby Championship. Quizá no estén todos los que son, pero sí son todos los que están. 

Los Ases a seguir 

Beauden Barrett (Nueva Zelanda, apertura, 28 años, 78 partidos internacionales)

Es el As por excelencia de este Mundial (1,87 metros/91 kilos), que encara ya sin la sombra de Dan Carter proyectándose sobre él como en 2015. Desde esa edición, el que ya es uno de los grandes 'dieces' de la historia por derecho propio ha ganado tres veces el Rugby Championship, dos veces el premio al mejor jugador del año (2016 y 2017) y una vez el Super Rugby con los Hurricanes, con los que además ha llegado a batir el récord de puntos anotados (1.244) antes de firmar por los Blues para la próxima temporada. Steve Hansen, seleccionador neozelandés, podría mezclarle en este Mundial con otro espléndido apertura como Mo'unga, combinación que de hecho ya ha probado en el último Rugby Championship con Beauden como zaguero. Y eso sólo puede afilar aún más el ataque de los All Blacks

Beauden Barrett.

Owen Farrell (Inglaterra, apertura, 27, 73)

El 10 de los Saracens enterró las expectativas que pretendían convertirle en el nuevo Wilkinson y decidió fabricarse su propia historia. Y lo cierto es que, desde entonces, le ha ido muy bien. Campeón cuatro veces de la Premiership  y tres de la Champions con su club, ha sido nominado tres veces ya a mejor jugador del planeta, todas sin premio, y ha participado en dos tours de los British & Irish Lions. Tanto se ha ganado el respeto de sus compañeros de selección que pocos dudaron de su capacidad para asumir la capitanía del equipo en detrimento de Dylan Hartley en el último 6 Naciones, un torneo que el de Manchester ha ganado dos veces. Quirúrgico en el pateo y valiente en el placaje con sus 1,88 metros y 96 kilos), ha ido mejorando su lectura de juego hasta convertirse en lo que es hoy, uno de los tres mejores aperturas del mundo y el segundo máximo anotador de puntos (817) de la historia del XV de la Rosa, ya sólo por detrás de Wilko. Mejora cuando Eddie Jones emplea un esquema de dos aperturas ubicándole a él en el 12 y a George Ford en el 10. 

Jonathan Sexton (Irlanda, apertura, 34, 84)

Otro apertura, sí. Y uno que, a sus 34 años, seguramente esté ante su última Copa del Mundo y su última oportunidad de romper el techo de cristal de Irlanda, que nunca ha alcanzado las semifinales en una cita mundialista. El heredero de O'Gara, el único que le supera ya en puntos anotados con el Trébol (1.083 por 765), nombrado mejor jugador del año en 2018, la temporada de su drop ante Francia, en París y con el tiempo cumplido, para dar a su equipo el primer triunfo de un 6 Naciones que a la postre se tornó en título (su tercero) y Grand Slam para los irlandeses. Con Leinster, el club en el que ha prestado sus servicios toda la vida salvo un paréntesis en el Racing 92 de París entre 2013 y 2015, ha ganado cuatro veces la Champions y otras tantas el Pro 14. Dos tours con los British & Irish Lions, los de 2013 y 2017 (el primero, en Australia, con serie victoriosa), completan la envidiable hoja de servicios de Johnny.

George North (Gales, ala, 27, 86)

Que haya perdido peso específico tras mucho tiempo mermado por las lesiones no significa que no sea uno de los jugadores más determinantes del panorama internacional. Los datos le respaldan: 38 ensayos en 86 partidos con Gales y a por su tercer Mundial sin haber llegado a la treintena. Es el tercero que más ha posados ha conseguido en la historia del Puerro, a 20 del posiblemente inalcanzable Shane Williams. Con la selección, además, ha ganado tres veces el 6 Naciones, dos de ellas con Grand Slam. Tras un periplo de cinco años en Northampton (ganó una Premiership), volvió al Principado con Ospreys el año pasado ("Se puede ver en mi lenguaje corporal, en la forma de jugar, que es mejor para mí estar aquí", dijo) y ya se dejó ver más en el último 6 Naciones: firmó dos ensayos y fue el tercer mejor 'pescador' del torneo (5 robos), pese a no ser ese uno de sus principales cometidos.

David Pocock (Australia, flanker, 31, 77)

Otro cuerpo castigado (dos roturas del cruzado, entre otras lesiones, en 2013 y 2014) que en mayo anunció su retirada de los Brumbies del Super Rugby tras no poder disputar más que tres partidos en la pasada temporada. Desde entonces ha estado centrado exclusivamente en llegar sano a su tercer y último Mundial (también dejará la selección, que ha capitaneado en múltiples ocasiones, tras la cita) y ya tuvo minutos en el último amistoso de preparación de los Wallabies ante Samoa el pasado fin de semana. Si luce a su nivel forma con Michael Hooper una tercera granítica y letal en el breakdown, una de las más dominantes del planeta. Dos Rugby Championship adornan el palmarés de uno de los grandes flankers de siempre, ahora ante su último gran baile. 

David Pocock.

Finn Russell (Escocia, apertura, 26, 46)

Menos físico que otros homólogos de esta lista como Farrell o Sexton, quizá sea el que tenga más flair, más talento, de los tres. Su estado de forma es el termómetro perfecto de Escocia y sus apagones, fatales para el Cardo. Sensiblemente mejor en el pateo con el paso del tiempo y poseedor de una visión de juego notable, si gana consistencia tiene poco que envidiar a otras figuras de primer nivelTrabajó como albañil en su juventud antes de conseguir su primer contrato profesional con los Glasgow Warriors, con los que ganó el Pro 14 en 2015. El año pasado dio el salto al Racing 92 de París, uno de los poderosos de Europa. Bajo su mando, Escocia ha ganado dos años seguidos la Calcutta Cup a Inglaterra tras nueve ediciones seguidas perdiendo. 

Los jóvenes a seguir

Damian Penaud (Francia, ala, 22 años, 13 partidos internacionales)

Primer mundial para este escurridizo y técnico ala que viene siendo de lo poco salvable de la Francia de Brunel en los últimos tiempos. De momento se ha convertido en dueño indiscutible del flanco derecho del ataque francés pese a su corta edad y viene de ser el segundo máximo anotador de ensayos del Gallo en el 6 Naciones (2), el quinto que más metros ganó en el torneo (279) y más defensores batió (14) y el sexto con más roturas de la línea defensiva rival (7). 

Damian Penaud.

Josh Adams (Gales, ala, 24, 14)

El mejor tryman galés del último 6 Naciones, tres ensayos, y uno de los jugadores más desequilibrantes de la cita con 9 roturas limpias, se ha asentado en el ala izquierdo de Gales, con la que brilló en el Mundial sub-20 en 2015. Gran finalizador y con una arrancada muy explosiva, esta cita puede suponer su consagración. 

Matteo Minozzi (Italia, zaguero, 23, 13) 

Seguramente la gran irrupción del 6 Naciones 2018 (cuatro ensayos en cinco partidos) y una inyección de talento para una Italia estancada en su proyección internacional los últimos años. Lesionado de gravedad, se ha pasado en blanco casi todo el año, preparando su debut en una Copa del Mundo casi con toda seguridad de escaso recorrido para su selección pero que le va a proporcionar un gran escaparate en los partidos de fase de grupos ante Nueva Zelanda y Sudáfrica. Ha cambiado el Zebre italiano del Pro 14 por los Wasps de la Premiership inglesa para la próxima temporada. 

Tom Curry (Inglaterra, flanker, 21, 13)

Él y Sam Underhill, compañero de quinta y línea, son los "kamikaze kids" de Eddie Jones. Defensores implacables (Curry ha sido el máximo placador del último 6 Naciones) y portadores muy seguros con muy poca o ninguna consideración por su integridad física. Fueron pilares en el demoledor triunfo de Inglaterra sobre Irlanda en un amistoso de preparación en Twickenham  el pasado agosto y con Billy Vunipola en el ocho pueden formar una tercera de metacrilato en Japón.Delante de ellos en la melé, más madera con 'El Elegido', Maro Itoje, también ante su primer Mundial con 29 caps y un tour de los Lions ya a sus espaldas. 

Tom Curry.

Kazuki Himeno (Japón, flanker, 25, 12)

Uno de los principales activos del equipo anfitrión. Tercera con capacidad para desequilibrar y 'pescar' balones en el breakdown. Seguramente este sea el último mundial del capitán japonés Michael Leitch e Himeno está destinado a sucederle. De momento presta sus servicios en el Toyota Verblitz de su país. 

James Ryan (Irlanda, segunda línea, 23, 19) 

La gran segunda línea que formaron durante muchos años en Irlanda Paul O'Connell y Devin Toner ha encontrado un buen primer heredero en el de Leinster. De momento no encuentra acompañante fijo, con Beirne, Henderson y Kleyn como opciones para este Mundial, que puede consolidar definitivamente a este físico privilegiado (2,03 y 113 kilos) como uno de los mejores del mundo en su puesto. 

Ausentes

En el apartado de ausencias, motivos diversos han privado del Mundial a varios jugadores de primer nivel. Por lesión, se han quedado fuera de sus respectivos equipos el primera Dylan Hartley (Inglaterra); los terceras Sean O'Brien (que junto a las bajas de Leavy y Jordi Murphy deja tocada esa línea irlandesa) y Taulupe Faletau (Gales) o el polivalente apertura Damian McKenzie (Nueva Zelanda). Decisiones técnicas de sus seleccionadores han dejado en casa al pilier neozelandés Owen Franks, víctima de la renovación en la primera All Black; al sempiterno segunda irlandés Devin Toner, superado en una controvertida decisión de Joe Schmidt por el recientemente nacionalizado Jean Kleyn; el medio melé inglés Danny Care, 84 caps sustituidas por Willi Heinz, que hizo su debut internacional con 32 años y ante Gales en agosto; el ala neozelandés Ngani Laumape, sin sitio en el back three de Steve Hansen, o el centro escocés Huw Jones, adelantado en la carrera mundialista por Peter Horne, Duncan Taylor, Chris Harris y Sam Johnson como el ala Santiago Cordero en Argentina o el zaguero Mike Brown en Inglaterra. 

Tampoco estarán el tercera All Black Liam Squire, que tras varias lesiones y problemas personales le dijo a Steve Hansen que "no estaba preparado" para volver al rugby internacional, aún. Ni el segunda australiano Will Skelton, inelegible por los Wallabies al jugar ahora en los Saracens ingleses, donde ha recuperado su mejor forma provocando que Michael Cheika intentara impedir su renovación para traerle de vuelta al Super Rugby de cara a la próxima temporada, lo que le habría permitido incluirle en los planes mundialistas. El ala sudafricano Aphiwe Dyantyi, premio al jugador revelación de World Rugby el año pasado, se queda sin Mundial tras dar positivo por esteroides anabolizantes en julio y el poderoso zaguero Israel Folau, uno de los jugadores franquicia del equipo australiano, por cargar otra vez contra los homosexuales y otros colectivos en sus redes sociales apoyándose en su ferviente cristianismo, lo que le valió la rescisión de su contrato por parte de la Federación Australiana y los Waratahs del Super Rugby.