MMA | COMBATE AMÉRICAS

Cannetti y Gustavo López se vistieron de oro en Lake Tahoe

Bruno Cannetti se alzó con el título del peso pluma de Combate Américas por decisión unánime ante Andrés Quintana. López noqueó a Ruquet por el del gallo.

Bruno Canetti y Gustavo López, campeones de Combate Américas.
Combate Américas

Lake Tahoe (Stateline, Nevada) recibía el primer show de Combate Américas en la segunda parte del año. La primera promotora estadounidense de origen latino aprovechó su show para realizar entrenamientos públicos para publicitarse y vaya si lo hizo. Entre los luchadores que acudieron estuvo su flamante fichaje Tito Ortiz, quien durante la velada mantuvo un intenso careo con Alberto del Río. Ambos se enfrentarán en un futuro cercano, no se conoce fecha, pero hasta ese momento han calentado el choque. En el plano deportivo, Combate Américas puso dos de sus cinturones en liza. Dos peleas vibrantes que hicieron bueno el slogan de la compañía. MMA: Mucha Más Acción.

Gustavo López solo tardó 1 minuto y 45 segundos en retener el cinturón del peso gallo. El estadounidense se cruzaba con un rival duro como era el puertorriqueño Joey Ruquet. El aspirante tenía mayor envergadura, algo que no incomodó al campeón. Se quitó su jab con gran facilidad gracias a su cintura y aprovechaba el fallo. Pasaba la mano, entraba en la corta distancia, percutía y se iba. El plan estaba claro y con él noqueó a Ruquet. Una vez en la corta distancia Gustavo López, conectó un crochet de derecha que fulminó al instante a su oponente. Ratificó que su reinado no era algo pasajero.

Mientras, el pleito por el campeonato del peso pluma (vacante) lo disputaron Bruno Cannetti y Andrés Quintana, quienes sí consumieron los asaltos. El triunfo llegó en las cartulinas (triple 29-28) para el argentino. Cannetti estuvo mas activo en el primer asalto, en el que incomodó mucho a Quintana. El boxeo del estadounidense es muy poderoso, por ello conectó patadas en todos los planos de manera incesante y le frenó. En el segundo round, Quintana apretó más, llevó la presión contra la jaula y ahí estuvo mejor, destacando el codo de reverso que le dio el triunfo en la Copa Combate. Las puntuaciones cayeron de su lado, pero en la parte final Cannetti vio el camino. Con la pelea en el suelo, el argentino sacó mucho trabajo y dañó a su rival. Esa fue la constante en el acto final, en el que Cannetti mostró más ambición y golpes, factores que le acabaron dando el triunfo.