Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

NFL

De dormir en la calle a la NFL: la historia del año en EEUU

Hace escasos meses, Damon Sheehy-Guiseppi estaba sin equipo y dormía en la calle. El jueves anotó un espectacular touchdown en su debut con los Browns.

Sheehy-Giuseppi.
Jason Miller AFP

La pretemporada de la NFL suele ser anecdótica en lo que se refiere a resultados. Las estrellas apenas juegan unos minutos, dejando el protagonismo a los que verdaderamente sí que se juegan algo. Muchos jugadores de menor nivel buscan entrar en las plantillas definitivas de los equipos para la temporada regular. Es el caso de Damon Sheehy-Guiseppi, de los Cleveland Browns. Pero la historia de este jugador, que el jueves consiguió un espectacular touchdown de 86 yardas, va mucho más allá: hace unos meses estaba durmiendo en la calle. 

Sheehy-Giuseppi jugaba en la universidad de Phoenix College, pero en 2016 decidieron no renovar su beca, por lo que se quedó sin un equipo que le diera la oportunidad de entrar al Draft. Pese a ello, el jugador no se rindió en la búsqueda de cumplir su sueño, jugar en la NFL. Comenzó a gastar el poco dinero que tenía en entrenarse, pero pasaba el tiempo y las oportunidades no aparecían.

Todo cambió en abril de este año. El receptor de 24 años se enteró de que un equipo de la NFL, los Cleveland Browns, realizarían en Miami una prueba para reclutar jóvenes talentos. Sheehy-Giuseppi se gastó los últimos 200 dólares que tenía en entrenarse para la cita. Esta decisión hizo que el jugador se viera obligado a dormir en la calle durante varios días, ya que no podía pagarse un hotel.

Si ya de por sí la historia parece una completa locura, todavía hay más: ni siquiera había sido invitado a la prueba. Para participar, Sheehy-Giuseppi tuvo que inventarse ante los miembros de seguridad que conocía a Alonzo Highsmith, uno de los ejecutivos de los Browns. Una vez que consiguió coincidir con Highsmith, le convenció para hacer el entrenamiento. Y Sheehy-Giuseppi no decepcionó. Realizó unas pruebas tan buenas que se ganó a pulso un contrato con los Browns que, de momento, le permite participar en la pretemporada.

El pasado jueves, los Cleveland Browns disputaban su primer partido de pretemporada frente a los Washington Redskins. Antes del partido que iba a ser su debut en la NFL, Sheehy-Giuseppi perdió sus únicas zapatillas para jugar. Ante este nuevo infortunio, apareció su nuevo compañero, la estrella Odell Beckham Jr., que no iba a jugar el partido, y prestó sus zapatillas al rookie.

Sheehy-Giuseppi salió a jugar con unas zapatillas que no eran suyas. Pese a ello, el receptor cuajó una buena actuación, con una jugada que ya es historia de las pretemporadas de la NFL. Restaban tres minutos de partido, y Sheehy-Giuseppi recibió un despeje con la patada de los Redskins, se echó a correr, superando a todos sus rivales, y anotó un touchdown de 86 yardas. Todos sus compañeros abandonaron la banda y se abalanzaron sobre él. Ahora queda por ver si el guion de película de Sheehy-Giuseppi continúa con un contrato para toda la temporada, algo que, a priori, se antoja complicado.