Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

FC BARCELONA

Víctor Tomás: "Nos espera una temporada complicada"

El capitán azulgrana considera que tras perder en las semifinales de la Final a Cuatro de la Liga de Campeones en la pasada temporada, la presión en la próxima será más fuerte.

Víctor Tomás: "Nos espera una temporada complicada"

A sus 34 años, el capitán del FC Barcelona, el extremo internacional Víctor Tomás cumplirá su décimo séptima temporada en el primer equipo y la vigésimo primera en el club.

 Con la concentración en Encamp (Andorra) hoy inician la pretemporada. ¿Cómo ve al equipo?

-Creo que todos los jugadores nos hemos preparado bien durante las vacaciones para llegar en la mejor forma posible a la pretemporada y llegamos con muchas ganas sin olvidar lo que pasó en la pasada temporada cuando perdimos frente al Vardar en la semifinal de la Final a Cuatro de la Liga de Campeones.

¿Cómo ve la próxima temporada?

-Evidentemente será una temporada complicada para todo el mundo porque sabemos en que club estamos, pero creo que tenemos capacidad para hacer grandes cosas en la nueva temporada.

¿Por qué será una temporada complicada?

-Básicamente por lo que pasó en la pasada porque todo el mundo espera que ,sí o sí, ganemos la Liga de Campeones y somos conscientes de esto. Sabemos que la gente no estará contenta con menos que esto y por esto será una temporada complicada porque, al final, la presión que tendremos que soportar será esta.

¿No hace ya años que la tienen?

-Creo que no tanto como este año...

¿Qué objetivos tiene el equipo?

-Los objetivos que tenemos son los de siempre. Cuando estás en el Barça estás obligado a , como mínimo, a situar al equipo en posición de ganar todos los títulos y creo que estos son los mismos en esta temporada. Allá donde va el Barça se espera que sea el mejor, que siempre gane y sabemos que está temporada, incluso un poco más.

¿Qué considera que aportarán los dos nuevos fichajes, Abel Serdio y Luka Cindric al equipo?

-Son dos jugadores que, en principio tienen un cariz más ofensivo, especialmente Abel, que es un pivote con un poco más de corpulencia que Ludovic Fábregas, con un juego parecido al de Cedric Sorhaindo, ahora en tareas más defensivas. Pienso que puede aportar mucho gol y e momentos complicados de partido, exclusiones a los rivales. En cuanto a Cindric, que es un jugador extraordinario puede, desde su posición hacer jugar al equipo, desequilibrar los partidos y que nos aportará un carácter ganador que, también, es algo que necesitamos.

¿Ha intentado desconectar del fracaso de la Final Four de Colonia?

-Lo he hecho, pero por tu cabeza siempre pasa ese pensamiento y le das muchas vueltas. Hasta el minuto quince de la segunda parte frente al Vardar éramos el mejor equipo del mundo y después la gente nos dio mucha 'leña' y parecía que todo lo que habíamos hecho hasta ese momento no había servido de nada. Creo que todo lo bien que hablaron de nosotros durante todo el año es con lo que nos hemos de quedar e intentar trabajar esta temporada lo mismo porque el trabajo que se hizo estuvo bien hecho.

¿Fue injustificada la 'leña' que la gente les dio?

-No. Todos sabemos que en el Barça si no ganas la Liga de Campeones, y tal como están las competiciones españolas actualmente, desde fuera no se les dan la importancia que nosotros les damos desde dentro, y sabemos lo que piensa la gente y lo que se dijo y se habló de nosotros y aceptamos muchas de esas cosas, pero otras fueron injustas.

Lo que pasó en Colonia, ¿modificará este año el cambio de juego realizado el pasado?

-En absoluto. Además, todas las estadísticas del año pasado demuestran que la forma de jugar fue la correcta y que tenemos que continuar en esa línea y esperamos que este año la gente siga disfrutando con nuestro juego.

¿Costará que Serdio y Cindric asuman la presión que representa estar en el Barça?

-Con los entrenamientos, los viajes y el ambiente que se respira en el club comenzarán a sentir y a vivir lo que es el Barça. Ambos ya se han enfrentado a nosotros y saben que somos un equipo de una exigencia máxima, pero hasta que no llegas aquí no eres consciente de esa presión que lleva vestir esta camiseta. Sea como sea son dos jugadores contrastados que se adaptarán rápidamente.