ATLETISMO

El Maratón de Los Ángeles descalifica a un atleta de 70 años por hacer trampas

La organización de la prueba ha castigado a Frank Meza, de 70 años, después de que varias cámaras le captasen dejando la ruta en un tramo de la carrera.

Imagen de la salida del United Airlines Rock 'n' Roll Los Angeles Marathon de 2018.
DONALD MIRALLE AFP

Los organizadores del Maratón de Los Angeles han descalificado al veterano corredor Frank Meza, de 70 años, tras comprobar que habría hecho trampas en la carrera en la que el pasado marzo logró un histórico registro inferior a las 3 horas -2 horas, 53 minutos y 10 segundos-, el más rápido para un hombre de su edad.

Las cámaras de video muestran que Meza habría dejado la ruta en un tramo de la carrera, pese a que Meza ha negado reiteradamente las acusaciones.

Responsables del grupo Conqur Endurance, organizador de la maratón, revisaron las cámaras a lo largo del recorrido de la carrera, incluidas las de los comercios minoristas, desde el Dodger Stadium hasta Santa Mónica.

Las imágenes mostrarían que Meza, un médico retirado, abandonó el curso de la carrera y volvió a ingresar en otro punto del recorrido. Además, el ritmo que habría llevado en un tramo de 5 kilómetros habría tenido que ser más rápido que el actual récord mundial del grupo de edad 70-74, una "hazaña imposible durante una maratón".

La historia de Meza ha provocado miles de comentarios en las redes sociales y artículos en medios especializados, entre ellos el sitio web 'marathoninvestigation.com', que cita videos y pruebas estadísticas que sugieren que Meza hizo trampas en más de una carrera.

Este lunes Meza reiteró que durante la carrera de la primavera pasada abandonó el curso en busca de un baño y continuó por la acera antes de encontrar uno. Los organizadores también señalaron que usar el dorsal en su cadera en lugar de llevarlo en la camiseta invitan a pensar que se lo pasó a otro corredor durante una parte de la maratón.

Meza dijo que nunca ha llevado un dispositivo GPS que pueda confirmar su ubicación en todo momento. Cuando se le preguntó acerca del ritmo inusualmente rápido de ese '5K' que citaron los organizadores no pudo ofrecer una explicación. "No lo sé, me gustaría saber cómo lo hice", apuntó.

Antes de esta primavera, Meza era más conocido por dedicar su tiempo libre a la atención médica de bajo costo y por asesorar a estudiantes latinos. Es un corredor de toda la vida que ha trabajado como asistente de entrenador de atletismo y campo a través en un colegio de Los Angeles.

Pero no fue hasta los 60 años cuando comenzó a competir en maratones y su enorme progresión despertó los recelos de la Maratón Internacional de California, que cuestionó dos veces los tiempos registrados en varios puntos a lo largo de su carrera de Sacramento. Los funcionarios lo descalificaron en ambos casos y finalmente lo excluyeron.

El Maratón de Los Angeles expresó inicialmente su preocupación por Meza en 2015 y le pidió que corriera el año siguiente con un observador oficial. En su lugar, eligió correr una maratón del norte de California en 2016.

Con esta última descalificación, los organizadores del Maratón de Los Angeles le pidieron a Meza que se presentara con un observador. Meza dijo que planea inscribirse en la edición de 2020 para demostrar que puede terminar la maratón en menos de tres horas.